Las playas granadinas estarán este año bajo los cuidados de 174 voluntarios de Protección Civil. La agrupación será por primera vez la encargada de controlar toda la costa granadina (entre Almuñécar y Castell de Ferro). Hasta ahora, Protección Civil había compartido parte de estos servicios con Cruz Roja en zonas como Carchuna y Calahonda (Motril) y Castell de Ferro.

Las playas, además, serán este año algo más divertidas con actividades para niños en la arena y en el agua. Así, Salobreña instalará dos plataformas de juego, en las playas del Peñón y La Guardia, y varios monitores realizarán talleres gratuitos bajo el título La mar de divertida.

Motril albergará en sus seis kilómetros de playa (entre Cable y Playa Granada) seis torretas bajas, además de las tres de alta visibilidad  y cinco módulos sanitarios. Torrenueva, «la mejor playa para los discapacitados», según la responsable de Protección Civil en la zona, ha mejorado su área social con cinco personas dedicadas a cuidar y bañar a las personas con problemas de movilidad. Los voluntarios, además, realizarán patrullas en bicicleta por el paseo marítimo.

Castell de Ferro, por su parte, contará con dos patrullas nocturnas que cortarán el tráfico en el paseo para evitar atropellos durante la noche.

Los voluntarios de Calahonda también recorrerán las calles por las noches y, como novedad este año, vigilarán al costa desde una lancha.

Efectivos

Almuñécar: 20 voluntarios y cuatro torretas.

Salobreña: 26 personas de Protección Civil vigilarán las playas. Hay cuatro torretas.

Motril: 40 voluntarios, tres torretas grandes y seis bajas.

Torrenueva: 33 personas con cuatro torres y dos módulos de acceso a discapacitados.

Calahonda: 40 voluntarios y ocho torretas.

Castell de Ferro: 11 personas y una silla anfibia.

Servicios y vestuarios

Las playas tendrán este año 28 módulos de aseos públicos, tres más que el año pasado, y cerca de una veintena de vestuarios. Torrenueva contará con dos nuevos lavapiés y en Motril habrá un nuevo centro sanitario. Los ayuntamientos han programado actividades de ocio para los pequeños y los servicios sanitarios ya están preparados para atender a los bañistas. «Sobre todo picaduras de medusas y algún que otro problema con los anzuelos de pescar», señala Rafael Rodríguez, secretario de Protección Civil en Salobreña.