El Ayuntamiento del municipio malagueño de Vélez-Málaga ha iniciado las labores previas para evaluar los desperfectos que presenta el trazado del tranvía de la localidad, que dejó de funcionar hace tres años por decisión del anterior equipo de gobierno, que optó por suspender el servicio al no poder hacer frente a su déficit y elevados costes de explotación y no lograr un acuerdo con la Junta de Andalucía para financiarlos conjuntamente.

El concejal de Limpieza y Transporte, Marcelino Méndez-Trelles, ha explicado este miércoles que seis operarios se están encargando de limpiar las vías en los casi seis kilómetros con que cuenta el trazado, como paso previo a la cuantificación de los daños, en virtud de la cual se determinará la futura reanudación del servicio.

El edil ha afirmado, a través de un comunicado, que hay dos empresas interesadas en efectuar el estudio que permitirá conocer con detalle el estado actual del trazado, aunque ha puntualizado que con los trabajos de limpieza "estamos ya detectando los distintos deterioros y valorando los daños por no haberse mantenido las infraestructuras desde que se paró el tranvía".

En este sentido, ha criticado que durante los tres últimos años de mandato del anterior Gobierno local "no se garantizó el mantenimiento ni la limpieza del trazado tal como se acordó en su día con la empresa concesionaria, Alsa, el cual debía ser asumido por el Ayuntamiento tras la paralización del servicio en junio del año 2012".

Según el edil, durante el anterior mandato, el Gobierno local, con Francisco Delgado Bonilla (PP) como alcalde, "ha demostrado una dejadez absoluta en el mantenimiento de las vías, y, de hecho, en algunos puntos se puede contemplar que presentaban un lamentable aspecto".

Méndez-Trelles, para quien la apuesta de los anteriores responsables municipales por este medio de transporte "fue cero", ha considerado "inexplicable" que una inversión de 40 millones de euros "se haya menospreciado por parte de Delgado Bonilla de esta forma y con los consecuentes destrozos que ha habido también en los semáforos, en las catenarias y demás equipamientos".

El concejal ha dejado claro que uno de los objetivos del actual Gobierno es la puesta en marcha del tranvía "porque era un sistema que funcionaba, y el descenso de viajeros que ha ido experimentando el transporte municipal tras su paralización nos da la razón. Tenía una gran acogida por parte de los usuarios y además es ecológico y respetuoso con el medio ambiente".

Cinco años operativo

El tranvía de Vélez-Málaga, primero de sus características puesto en marcha en Andalucía, conectó el casco urbano de la localidad con el núcleo costero de Torre del Mar a través de un trazado de 4,7 kilómetros, que debería haberse ampliado con un segundo tramo de 1,2 kilómetros, que pese a estar construido desde 2009 no llegó a entrar en servicio.

Inaugurado el 11 de octubre de 2006, este sistema de transporte se mantuvo operativo durante cinco años y ocho meses, y quedó paralizado de forma indefinida por decisión municipal el 4 de junio de 2012, a expensas de alcanzar un acuerdo con la Junta para buscar una fórmula de financiación compartida.

En abril de 2013, y con el fin de reducir los gastos que el Consistorio debe seguir asumiendo aun con el tranvía paralizado, el Ayuntamiento autorizó a la concesionaria del servicio municipal de transporte de viajeros a alquilar las tres unidades existentes a una ciudad australiana, de la que regresaron a Vélez-Málaga el pasado noviembre.

Consulta aquí más noticias de Málaga.