Un vecino de Ponteareas (Pontevedra) ha fallecido este miércoles a consecuencia de un disparo efectuado por un agente de la Guardia Civil que trataba de repeler un ataque del hombre, que minutos antes había agredido también a su mujer.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, una dotación se desplazó en la mañana de este miércoles a una parroquia de Ponteareas alertados por un supuesto caso de violencia de género.

Una vez allí, los agentes se encontraron en la vivienda a una pareja y a un bebé. El hombre, que presentaba una actitud "muy violenta" y estaba armado con cuchillos, llegó a agredir a la mujer en presencia de la Guardia Civil.

En un momento determinado, los agentes lograron sacar de la vivienda a la mujer y al menor, momento en el que el hombre "se puso todavía más violento" y atacó a uno de los guardias civiles, causándole lesiones en la cara. Para repeler el ataque uno de los agentes realizó un disparo intimidatorio que, al parecer, impactó en "un lugar no vital" del cuerpo del hombre.

El agresor fue entonces reducido y trasladado al Hospital Meixoeiro de Vigo en situación estable, aunque finalmente falleció a las pocas horas.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.