El santuario ibérico de la Cueva de la Lobera, en Castellar (Jaén), revivirá el próximo 19 de septiembre la celebración del equinoccio de otoño gracias a una iniciativa que se pone en marcha por primera vez.

Fue un importante enclave donde las gentes rendían culto a los dioses entre los siglos IV y III a.C., aunque su ocupación se remonta a la Edad del Bronce, según ha indicado este miércoles a Europa Press Lucas Rubio, técnico del Ayuntamiento del municipio, que organiza la actividad.

Ha añadido que gracias a investigaciones recientes se ha comprobado que en la cueva —situada a un kilómetro y medio de Castellar sobre una cornisa rocosa en lo que se conoce como los Altos del Sotillo— la luz del ocaso se cuela por una oquedad abierta intencionadamente tanto en el equinoccio de otoño como en el de primavera.

"Esa luz se proyecta en la pared interior dando lugar a imágenes que recuerdan en cierto modo a las figuras antropomorfas representadas en los exvotos que estos antepasados depositaban en el santuario como ofrenda", ha comentado Rubio, no sin recordar la gran cantidad de estas piezas que se han encontrado en la cueva.

Para recrear ese hecho, desde el Ayuntamiento se ha preparado una programación para el 19 de septiembre. Será sábado y como anticipo del equinoccio, que tendrá lugar entre los días 21 y 23, con la intención de que el mayor número de personas pueda participar en esta iniciativa.

Comenzará a las 17,00 horas con la presentación de un vídeo promocional de Castellar en el Consistorio, desde donde a las 18,00 horas se saldrá hacia la Cueva de la Lobera en un recorrido que estará amenizado por la música del aulos de Sonia Megías. Una vez en el santuario, sobre las 19,15 horas, se celebrará un acto de salutación a la Diosa Mater y ofrenda de pan, frutas, exvotos y cerámica.

A su término, los asistentes podrán degustar pan, aceite y un vino de rosas que se servirá en una jarra de barro y en pequeños vasos para la libación realizado para la ocasión por la alfarería Tito de Úbeda, que "se ha volcado" con la iniciativa. Finalmente, este mismo "enclave cargado de magia" acogerá un recital musical a cargo de la soprano Laura Moyano, tras el que los participantes volverán de regreso a pie hasta Castellar.

"Es una actividad pionera que nace con la idea de mantenerse en el tiempo", ha asegurado Rubio confiando en un inicio exitoso y en la repetición de esta celebración en otros equinoccios. Para la primera, la inscripción puede realizarse hasta el 15 de septiembre a través del Ayuntamiento del municipio.

Consulta aquí más noticias de Jaén.