El número de trabajadores afectados en Galicia por medidas de regulación de empleo (ERE) ha descendido un 59,4 por ciento durante el primer semestre del año en comparación con el mismo periodo del 2014.

Según los datos recogidos en la Estadística de Regulación de Empleo del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la comunidad gallega presentó un total de 3.131 trabajadores afectados por regulación de empleo entre los meses de enero y junio.

En concreto, 496 de esos trabajadores se han visto afectados por despidos colectivos, lo que supone un descenso del 40,6 por ciento en relación con el año pasado.

Por otra parte, el número de personas bajo una suspensión de contrato ha descendido a 2.026, un 61,5 por ciento menos que en 2014, y los trabajadores que han experimentado una reducción de jornada han decrecido un 62,3 por ciento, situándose en 609 en los primeros seis meses del 2015.

Mayor descenso que la media nacional

Así las cosas, Galicia se encuentra entre las comunidades españolas con un mayor descenso de afectados por ERE hasta junio. En total, España ha registrado un descenso del 39,5 por ciento, con 56.293 personas bajo algún tipo de regulación empleo, 36.706 menos que el periodo de enero a junio de 2014.

De este total, 11.807 personas fueron objeto de despidos colectivos, que suponen un descenso del 43,9 por ciento. En cuanto a la suspensión de contratos, en el primer semestre del presente año afectó a 36.357 empelados, un 30,1 por ciento menos; y un 59,2 por ciento menos de trabajadores han experimentado una reducción de jornada en 2015, un total de 8.129.

La mayor parte de los trabajadores afectados por ERE autorizados/comunicados hasta junio provenían de la industria (29.340), con un descenso del 29,5% respecto al año anterior, y de los servicios, que recortaron un 47,3% la cifra de trabajadores afectados, hasta sumar 21.165. En la construcción, los afectados totalizaron 4.895 (-52,7%) y en la agricultura, 893, cifra un 1,1% inferior a la del primer semestre de 2014.

De los 56.293 trabajadores afectados por ERE hasta junio, el 46,7%, esto es 26.283 trabajadores, se vieron envueltos en un procedimiento por causas económicas.

Dentro de este apartado, los procesos en los que las empresas alegaron pérdidas actuales afectaron a 15.720 trabajadores, mientras que la disminución del nivel de ingresos o de las ventas afectó a 5.274 empleados. La previsión de pérdidas utilizada por las empresas para justificar un ERE afectó a 377 trabajadores, mientras que 68 trabajadores se vieron implicados en un ERE del sector público alegándose como causa la insuficiencia presupuestaria.

Por otro lado, los trabajadores afectados por ERE de causas técnicas sumaron 1.047 hasta junio, los afectados por causas organizativas totalizaron 4.066, los de producción ascendieron a 23.984 y los de fuerza mayor, a 913.

Por comunidades autónomas, las que registraron un mayor número de trabajadores inmersos en regulaciones de empleo en los seis primeros meses del año fueron Aragón, con 10.528 trabajadores implicados (+121,7%); Madrid, con 8.059 (-27,8%), y Castilla y León, con 6.058 trabajadores afectados (-14,6%).

Consulta aquí más noticias de A Coruña.