El Ayuntamiento de Palma y la Autoridad Portuaria de Baleares han iniciado este miércoles el diálogo para definir conjuntamente el futuro de la fachada marítima de la ciudad y han acordado que se volverán a reunir el próximo mes de septiembre para iniciar los trámites pertinentes para ceder la titularidad del Paseo Marítimo a Cort.

En el encuentro han estado presentes responsables del área de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna y de la APB y en éste Antoni Noguera y Joan Gual de Torrella han coincidido plenamente en iniciar la construcción de espacios de trabajo y diálogo permanente para avanzar sobre los proyectos que afecten e interesen a las dos partes. De hecho, Noguera ha resaltado el buen entendimiento y predisposición del presidente de la APB para abrir canales de comunicación.

En cuando al futuro del Paseo Marítimo, Noguera ha explicado que se trata de un proceso administrativo largo pero que, no obstante, "a medio y corto plazo ya podríamos llevar adelante proyectos puntuales que ayudarán a dibujar el futuro de la fachada marítima". "Estamos de acuerdo en dibujar conjuntamente una ciudad más habitable, más amable, abierta al mar y a los peatones", ha dicho.

Algunos de los proyectos que han abordado son el de s'Aigo Dolça, un espacio de ciudad que el área de Modelo de Ciudad quiere recuperar para los vecinos y conectar el barrio con el mar, así como la reordenación de la movilidad a la fachada marítima (a través de la reducción de carriles de circulación o la ampliación de carriles bici). "Todo con el objetivo de desarrollar proyectos que convertirán el Paseo Marítimo en un gran eje civil lineal, abierto a los ciudadanos y al mar", ha declarado Noguera.

Asimismo, se ha acordado reiniciar las reuniones de la Comisión de coordinación entre las dos administraciones, un espacio de diálogo que ya existía y que ahora se quiere potenciar y establecer de forma periódica para poder avanzar y trabajar juntos. En esta línea, la comisión servirá para llegar a una solución consensuada para la ciudad en la redacción del Plan Director del Puerto y la revisión del PGOU.

En cuanto al proyecto de ampliación del puerto del Molinar, Gual de Torrella y Noguera han coincidido en considerar desproporcionado tanto el primero como el segundo proyecto presentado por los propietarios. Además, el regidor ha recordado que el Ayuntamiento tiene compromiso firme de rehabilitación y reordenación del club, "siempre que sea compatible dentro de los parámetros y el mantenimiento de las dimensiones actuales. El interés de las dos administraciones es el de conjugar este objetivo con la continuidad del club marítimo con vocación social".

Finalmente, se ha valorado la necesidad de encontrar una solución consensuada para el presente y futuro del beach club de s'Avançada del fortí de Sant Carles. "El Ayuntamiento de Palma y la Autoridad Portuaria trabajaremos conjuntamente para buscar una solución en el marco de las modificaciones que determina el Ministerio de Cultura, para garantizar la protección del valor patrimonial del en torno al fortín", ha declarado.