Un total de 358 efectivos de la Guardia Civil, Policía Nacional, Policías Locales y Protección Civil compondrán el dispositivo de seguridad de la décima etapa de la Vuelta Ciclista a España a su paso por la provincia de Castellón, que tendrá lugar el próximo lunes 31 de agosto.

Así lo ha indicado el subdelegado del Gobierno en la provincia de Castellón, David Barelles, quien ha presidido este miércoles la junta provincial de seguridad para coordinar el dispositivo. A esta reunión han asistido, además de miembros de la Guardia Civil y la Policía Nacional, jefes de las Policías Locales de Castellón, Benicasim, Villarreal, Nules, Vilavella y Vall d'Uixó.

La etapa, que discurre por diferentes carreteras que afectan a diversos términos municipales de la provincia de Castellón y en algunos casos transcurre por tramos urbanos, contará con la colaboración de las Policías Locales que se suman al amplio dispositivo de la Guardia Civil de Tráfico que velarán por la seguridad ciudadana del evento al conllevar grandes concentraciones de público en diferentes puntos del recorrido.

En ese sentido, Barelles ha destacado el "importante" esfuerzo de coordinación para que la prueba, a su paso por la provincia, suponga "no solo un éxito deportivo para los ciclistas participantes, sino también en el ámbito de la seguridad de los aficionados".

La décima etapa de la Vuelta finalizará a primera hora de la tarde del próximo 31 de agosto en la Avenida del Mar de Castellón.

Consulta aquí más noticias de Castellón.