Un total de 1.007 mujeres interpusieron denuncias por violencia de género en Baleares durante el primer trimestre de este año, según ha explicado este miércoles al directora del Instituto Balear de la Mujer, Rosa Cursach.

Durante su visita a Menorca, la responsable autonómica ha mostrado su preocupación por esta cifra y ha asegurado que la violencia contra la mujer esta "arraigada en una cultura machista y que menosprecia a las mujeres". "Nos tenemos que tomar en serio estas denuncias porque nos muestran cuál es la situación de nuestra sociedad"; ha dicho.

Cursach ha remarcado la necesidad de trabajar, no tan solo en la atención directa a las víctimas, sino también impulsando campañas de prevención e igualdad.

La directora del Instituto Balear de la Mujer se ha reunido con la consellera de Bienestar Social y Familia, María Cabrisas, quien le ha trasladado la necesidad de aumentar el personal del piso de acogida para las víctimas de la violencia de género de Menorca, así como clarificar los protocolos de intervención.

"Sería importante unificar criterios a nivel balear, sobre todo en lo que se refiere al funcionamiento de servicios"; ha apuntado.

"Hemos de ir todos ha una y, por tanto, es primordial establecer una serie de garantías de globalidad y coordinación a nivel de las cuatro islas", ha concluido Cabrisas.