Ahorrarse unos euros puede resultar, a veces, caro para la salud. Ése es el caso de las gafas de sol, complemento indispensable del verano, que muchos prefieren adquirir en mercadillos y no en tiendas especializadas. Según el Colegio de Ópticos de Andalucía, el 32% de las gafas para protegernos del sol que compramos no han pasado controles sanitarios.

La diferencia de precio es clara. Mientras que en el top manta unas gafas de sol cuestan de 5 a 10 euros, el coste medio de unas gafas homologadas está entre 40 y 200 euros. Pero las consecuencias en nuestra vista pueden ser irreversibles: infecciones oculares, cataratas prematuras, queratitis, queratoconjuntivitis… Estas enfermedades oculares aumentan un 20% durante el periodo estival.

«Las gafas de sol pueden tener el efecto contrario si no llevan un filtro adecuado», afirma Jesús Muñoz, secretario del Colegio de Ópticos de Andalucía. «La oscuridad hace que abramos la pupila más y, al no estar bien protegidos, los ojos absorben muchos más rayos UVA».

Cómo reconocerlas

Bazares, mercadillos y top manta son los canales más habituales de venta de gafas poco saludables. Sin embargo, según Muñoz, «un alto porcentaje de las gafas que se ofrecen en tiendas de moda y complementos tampoco han pasado controles».

Un indicador es la marca CE, lo que certifica que las gafas tienen la calidad mínima exigida. Esta marca debe ser imborrable, ya que es imitada en las copias ilegales. Además, las gafas homologadas deben llevar un folleto explicativo con instrucciones de uso y su factor de protección. Para la organización de consumidores Facua, lo mejor es acudir a establecimientos ópticos autorizados, donde «tienes la garantía de que todos los artículos de protección solar sí reúnen las especificaciones exigidas».

Pregunte al óptico

El Colegio de Ópticos asegura que, en Andalucía, donde disfrutamos de tantas horas de sol, es importante proteger la vista, sobre todo en menores de 16 años y mayores de 40. También en sitios abiertos (la playa o la montaña) es imprescindible usar gafas de sol. Es bueno seguir las recomendaciones del óptico para saber el grado de protección que necesitamos.

¿Cuáles me sientan bien?

Si tienes la cara ovalada.- Gafas redondas o elípticas; nunca cuadradas o rectangulares.

Cara redonda.- Rectangulares muy amplias.

Cara cuadrada.- Sientan mejor las gafas redondas.

Cara triangular.- Cuadradas; nunca rectangulares.

Si tienes la piel clara .- Monturas rosas, melocotón; ni marrones ni naranjas.

Piel oscura.- Sientan bien los marrones, dorados, rojizos, o color coral.

Cutis rosado.- Es preferible usar monturas burdeos.