La empresa de la central térmica de Elcogas en Puertollano (Ciudad Real) no revertirá la suspensión de contratos con las empresas auxiliares que trabajan en la misma y cuyo cese de actividad será efectivo a partir del próximo 1 de septiembre.

Esta suspensión de contratos viene provocada por la decisión de cierre de la empresa, que este martes dejó ya de producir electricidad, y que será efectiva a todos los efectos el próximo 5 de noviembre.

Esta decisión se la ha comunicado el consejero-director general, Alfredo García Aránguez, a los representantes de las federaciones de Industria y Construcción de UGT y CCOO, con los que se ha reunido durante más de dos horas.

Los sindicatos llegaban a la reunión con la intención de que esos contratos con las empresas auxiliares fueran revertidos hasta, al menos, el próximo 5 de noviembre, y que fuera anulada la extinción de contratos a los 130 trabajadores de estas diez empresas afectadas, la mayoría de los cuales ya han sido comunicados.

El único compromiso que han logrado de García Aránguez es el de trasladar al presidente del Consejo de Administración de Elcogas, José Damián Bogas Gálvez, que estos trabajadores que ahora se quedan sin empleo tengan "preferencia" en el caso de que la central volviera a funcionar.

Según ha explicado a Europa Press Antonnio de la Cruz, uno de los portavoces del colectivo de trabajadores de contratas, estos han exigido que el presidente del Consejo de Administración dé una "respuesta mañana, jueves".

Mientras tanto, los trabajadores de contratas, en la tarde de este miércoles, volverán al Ayuntamiento para continuar el encierro que iniciaron este martes por la noche.

"Ahora —ha dicho De la Cruz— con más fuerza y más gente" y es que dependiendo de la respuesta de Elcogas se podrían plantear otro tipo de movilizaciones.

Este miércoles, por otro lado, trabajadores y representantes de los sindicatos han participado en una nueva concentración ante la empresa, cortando durante media hora la carretera que da acceso a la misma.