La edición 2015 del Fondo Extraordinario de Anticipos Reintegrables (FEAR) que promueve la Diputación de Sevilla para adelantar liquidez a los ayuntamientos con cargo a su recaudación tributaria contará con 40 millones de euros y seis líneas diferentes de financiación para abarcar la diversidad de situaciones de las administraciones locales, según ha informado el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, quien destaca la implementación de tres nuevas líneas.

Durante la rueda de prensa, Villalobos ha señalado que se mantendrán para esta convocatoria las tres líneas de adhesión al FEAR ya existentes en ediciones anteriores, a saber, las dedicadas a desfases de tesorería con un plazo de once meses para su devolución, la destinada a la financiación de inversiones y la habilitada para la refinanciación de deudas pendientes por créditos con bancos firmados por los ayuntamientos, con 110 meses para el reintegro en los últimos dos casos.

A las anteriores se le sumarían las tres nuevas líneas presentadas. La primera de ellas se dedica a aliviar la refinanciación de la deuda que los ayuntamientos tengan con la Seguridad Social, para así "aliviar la carga de intereses del cuatro por ciento que conllevan los aplazamientos", según Villalobos.

"préstamos de legislatura"

También se crean dos líneas dedicadas a "préstamos de legislatura", que tendrá un plazo de reintegro de 37 meses, coincidiendo con el cierre del mandato actual, en abril de 2019. Una línea de préstamo estaría enfocada a financiar el remanente negativo de la tesorería. La otra se dedicaría "a dar cumplimento de sentencias en firme que justifiquen un grave desfase en tesorería de los municipios", ha añadido.

Entre los requisitos que los ayuntamientos deben de cumplir para acceder a estas líneas se encuentran tener convenio con el Organismo Provincial de Asistencia Económica y Fiscal (OPAEF), ser municipios con menos de 150.000 habitantes (en la actualidad excepto Sevilla capital, todas las demás localidades de la Provincia son menores), un acuerdo plenario, la liquidación del presupuesto de 2014, el presupuesto de 2015 aprobado y por último tener el FEAR de 2014 justificado.

La ayuda máxima a la que se podrán acoger los ayuntamientos será de tres millones de euros y se espera que para el 7 u 8 de septiembre sean aprobadas en pleno las bases que rijan el FEAR 2015. Tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) los ayuntamientos tendrán un plazo de 15 días para presentar las solicitudes pertinentes. Villalobos ha calculado que a "mediados de octubre" los Consistorios que cumplan los requisitos podrán tener ya en sus arcas las líneas de anticipo.

Desde la primera edición de los FEAR en 2011, la Diputación ha repartido, según su presidente, 103,9 millones de euros a interés cero entre los ayuntamientos de la Provincia de Sevilla.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.