La consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, ha calificado de "intolerable" la agresión sufrida por un hombre sin hogar en el barrio granadino de La Chana a manos de un grupo de jóvenes y ha abogado por la educación "en valores como la solidaridad, la convivencia y los derechos humanos" para acabar con estas actitudes violentas.

El declaraciones a los periodistas, Sánchez Rubio ha pedido "reflexión" a la ciudadanía así como a instituciones y partidos políticos para lograr ver qué está pasando para que "hayan vuelto las actitudes intolerantes y se produzcan delitos vinculados a la violencia", situaciones contra las que hay que "alzar la voz".

"Una persona que ya está castigada por la vida, viviendo en un plaza pública se vio aún más castigada por la agresión de estas personas", ha lamentado la consejera quien ha asociado el rebrote de estas actitudes con el cierre de fronteras y el fenómeno de la inmigración actual "cuyo concepto hay que cambiar de invasión a convivencia".

Ha destacado como positivo, para concluir, las manifestaciones ciudadanas para rechazar estas actitudes y en repulsa a hechos como el ocurrido en La Chana, algo que ha calificado de "positivo" y que refleja que "la intolerancia no está generalizada entre toda la ciudadanía".

Consulta aquí más noticias de Granada.