El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (PP), ha condenado "firmemente" la agresión sufrida por una joven pareja homosexual durante la madrugada del lunes en el recinto ferial, si bien espera que este incidente no vaya a "empañar una trayectoria de tranquilidad y normalidad" de las fiestas y que únicamente "sea un lunar negro en esta feria de normalidad".

En declaraciones a los periodistas mientras visitaba el concurso gastronómico en el mismo recinto ferial donde tuvo lugar la agresión, el regidor ha señalado que este "ataque homófobo" "no es el espíritu de la feria en absoluto".

"Somos una ciudad tolerante, lo hemos sido siempre y no tenemos por qué empañar una trayectoria de tranquilidad y normalidad con hechos execrables como los que tuvieron lugar", ha remarcado el primer edil capitalino, quien ha remarcado que "excepto el incidente", la "normalidad" ha predominado en la feria, que ya ha alcanzado su ecuador.

El regidor, quien ya habían manifestado su condena a través de su perfil de Twitter, espera que "no vuelva a ocurrir absolutamente nada de esto", con lo que ha asegurado que la vigilancia en el recinto se va a "reforzar" para "evitar este tipo de actuaciones y agresiones" que son "absolutamente condenables y rechazables por toda la sociedad almeriense".

Consulta aquí más noticias de Almería.