El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha planteado este miércoles que se perdone parte de la deuda que tiene la Comunitat Valenciana con el Estado como una fórmula para compensar los 12.433 millones de euros de "infrafinanciación" como "ya se ha realizado en otras comunidades" y ha rechazado que sea una situación comparable a la de Grecia porque "es una redistribución dentro del mismo Estado".

Puig, tras reunirse con el secretario general del PSC, Miquel Iceta, ha señalado que han realizado "un ejercicio riguroso de lo que es el estado de la situación" del déficit de financiación en la Comunitat Valenciana durante 2002-2013, que según el estudio realizado se eleva a 12.433 millones de euros.

Al respecto, ha señalado que "al final cuál sea el mecanismo es lo menos importante" pero que este informe de la Generalitat demuestra que con el actual modelo de financiación se ha producido "una infrafinanciación sistemática".

Por ello, ha recalcado que lo que la Comunitat Valenciana necesita ahora no es "poner parches" sino "que se renueve" el modelo de financiación pero "atender también lo que ha pasado". En ese sentido, ha apuntado que se podría "actuar" sobre los 20.000 millones que debe la Comunitat al Estado.

Así, ha señalado que cuando se habla de deuda histórica y se dice que es "un planteamiento no posible" ha recordado que "eso ya ha pasado en otras comunidades autónomas".

Puig ha recalcado que "no se trata de una situación internacional" y que "no tiene nada que ver con lo que está pasado en Grecia" porque "se está hablando dentro de un mismo Estado de redistribuir los impuestos que pagamos todos los españoles". "No estamos hablando en términos de lo que está pasado en Grecia, sino de otra cosa", ha insistido.

Así, ha recalcado que "todas las personas que han estudiado esta cuestión son conscientes de que estamos intentando hacer un esfuerzo de transparencia y de rigor". En ese sentido, ha aclarado que no dicen que "todo sea por culpa de la infrafinanciación" sino que "ha habido también responsabilidades por parte de la gestión de la Generalitat".

En cualquier caso, ha apuntado que es "evidente" que "hay un problema que debemos resolver" y ha subrayado al respecto que "no se puede mirar permanentemente al otro lado no atendiendo los problemas reales de financiación en España".

Así, ha criticado a quienes reclaman ser "inflexibles" en las "asimetrías futuras" cuando "hoy España es profundamente asimétrica y lo continuará siendo en el futuro", pero "lo más preocupante es la asimetría profunda en cuanto a la distribución de los recursos públicos, que es desigualdad pura y dura". "Hoy los ciudadanos españoles no están tratados con equidad", ha puesto de relieve.

"la más perjudicada"

Por su parte, Iceta ha señalado que la Comunitat Valenciana es "probablemente" la comunidad española "más perjudicada por cómo ha funcionado el actual sistema" y por tanto "hay que trabajar juntos para convencer a todos que es posible una financiación que sea al mismo tiempo solidario pero también justa y equitativa".

Iceta ha matizado que esto no quiere decir defender un frente común porque, ha explicado, "la palabra frente no me gusta porque parece la alianza de unos contra otros" sino que lo que debe haber es "colaboración y complicidad y un esfuerzo de compartir planteamientos".

Así, ha señalado que los planteamientos sobre financiación entre Cataluña y la Comunitat Valenciana son "muy similares" y por eso "estamos en un espacio natural de encuentro".

Por ello, ha rechazado platear la negociación de la financiación como una batalla. En todo caso, ha señalado que es "una batalla en favor de los ciudadanos y de la mayor calidad posible de los servicios públicos para lo que deben estar bien financiados".

De este modo, ha apuntado que cuando desde la Generalitat Valenciana "se piden dinero no se pide dinero para un gobierno sino para ponerlos al servicio de los ciudadanos". Por tanto, "frente no, colaboración estrecha sí, disposición al diálogo total".

Consulta aquí más noticias de Valencia.