La Dirección General de Movilidad de la Junta de Andalucía última actualmente la adjudicación de un contrato destinado a la redacción de la "revisión del Plan de Transporte Metropolitano de Sevilla", una revisión que parte de la premisa de que la "situación presupuestaria de las administraciones" impide "costosas infraestructuras de transporte", apostando así por "el transporte público y la promoción extensiva de la movilidad no motorizada, mediante el uso de la bicicleta y el fomento de los desplazamientos peatonales".

El Plan de Transporte Metropolitano de Sevilla, recordémoslo, fue aprobado en octubre de 2006 y entre sus "metas, objetivos y políticas", figuraban "potenciar el transporte público como medio de transporte masivo más eficiente", "moderar y controlar el tráfico de vehículos privados" y "favorecer los desplazamientos en modos autónomos de transporte, como peatones y bicicletas". El mencionado documento, recogido por Europa Press, propugnaba "un nuevo modelo de

movilidad más sostenible, efectuándose el mayor esfuerzo inversor en materia de infraestructura para el transporte público y propuestas tendentes a promover los modos de transportes no motorizados".

Así, dicho documento apostaba entre otros aspectos por "la regularidad y fiabilidad del servicio de transporte público", con "la creación de plataformas reservadas que canalicen los grandes flujos de desplazamientos" o la "creación de intercambiadores de transporte".

En aquellos tiempos, en ese sentido, avanzaba la construcción de la primera línea del metro de Sevilla, estrenada en 2009 y única en funcionamiento de la red completa de metro aprobada para la capital andaluza, toda vez que se anunciaba un proyecto para conectar la comarca del Aljarafe a través de un tranvía con un recorrido de 28 kilómetros, plataformas reservadas para el transporte público también en el Aljarafe, la duplicación de la carretera A-8077 entre Camas y Sanlúcar la Mayor, un tranvía para la ciudad de Dos Hermanas y otro para conectar Alcalá de Guadaíra con la línea uno del metro.

Muchos proyectos pendientes

A día de hoy, tan sólo ha entrado en funcionamiento la primera de las cuatro líneas de la red completa de metro, toda vez que los proyectos de los tranvías del Aljarafe y Dos Hermanas están paralizados y el tranvía de Alcalá ha vuelto a acoger labores tras varios años de parálisis. En esta situación, claro está, ha jugado un papel decisivo la crudísima crisis económica que ha castigado a España y en especial a Andalucía, donde la Administración andaluza, promotora de estas iniciativas, sufre desde hace años una notable asfixia financiera.

Nueve años después de la aprobación del Plan de Transporte Metropolitano de Sevilla, la Dirección General de Movilidad de la Consejería de Fomento y Vivienda ultima la adjudicación de un contrato destinado a la redacción del "documento propuesta para la revisión" del citado plan, al objeto de pergeñar "el conjunto de actuaciones que definan un sistema de movilidad sostenible de personas y mercancías en la aglomeración urbana de Sevilla".

La memoria técnica de dicho contrato, recogida por Europa Press, parte de la premisa de la necesidad de un "cambio de modelo" en la movilidad metropolitana, extremo ya puesto de relieve por el documento original del Plan de Transporte Metropolitano de Sevilla, dado el carácter "insostenible" del predominio del "vehículo privado" en todos los aspectos, incluido el medioambiental.

"cambio de modelo"

Dicho "cambio de modelo", además, "debe insertarse en una situación presupuestaria de las administraciones públicas y de política urbanística que no van a estar dirigidas a costosas infraestructuras de transporte ni a un urbanismo expansivo, sino a la ciudad consolidada y un modelo de ciudad compacta", por lo que se apuesta por "la promoción del transporte público y la promoción extensiva de la movilidad no motorizada, mediante el uso de la bicicleta y el fomento de los desplazamientos peatonales".

"Las medidas tendentes a favorecer los modos no motorizados deben tomar un papel decisivamente relevante, así como medidas complementarias o alternativas a la inversión en infraestructuras, para promover una mayor participación de los modos públicos colectivos entre la movilidad motorizada", expone la memoria técnica, que además incluye "la intermodalidad" entre sus "ideas centrales".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.