El Ayuntamiento de Níjar (Almería) tiene previsto llevar a pleno el próximo mes de septiembre la aprobación inicial de una innovación urbanística en su PGOU que le permita hacerse con terrenos rústicos en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar con el fin municipalizar el servicio de aparcamiento y transporte que conduce a las playas de la zona de Poniente, Genoveses y Mónsul, entre otras.

Según ha explicado a Europa Press el concejal de Urbanismo y Turismo del Consistorio nijareño, Alexis Pineda (IULV-CA), el objetivo es la recuperación de un sistema de acceso al mar mediante equipamiento público que permita gestionar los servicios de manera directa y regular aspectos como la vigilancia de aparcamientos y los servicios sanitarios, entre otros aspectos.

"Hemos recibido muchas quejas sobre el servicio actual y entendemos que el Ayuntamiento debe de dar respuesta", ha explicado el edil, quien ha destacado la voluntad municipal a la hora de afrontar una mejora del servicio que permita, por otro lado, mejorar la conservación del parque natural, ya que ello "beneficia al municipio en su conjunto".

En esta línea, ha indicado que el principal escollo consiste en hacerse con una zona que pueda servir de aparcamiento para albergar los vehículos de usuarios que acuden a la playa de los Genoveses, puesto que actualmente el área reservada para ello es propiedad del grupo Playas y Cortijos, lo que hace que sea la única empresa con la que la Junta puede contratar el servicio de explotación de aparcamientos cada temporada.

Desde hace varios años, y con el fin de frenar la presión por tráfico que asume el parque natural durante la época estival, la Junta restringe el paso a las playas y calas de Genoveses, Mónsul, Media Luna, Carbón y El Barronal a unos 500 vehículos que, para acceder, deben abonar un precio de cinco euros. También se puede acceder mediante autobús por un precio de dos euros, que incluye ida y vuelta.

Pineda ha apuntado que el Ayuntamiento abrió un expediente de investigación para comprobar la titularidad del camino que lleva a estas playas, de forma que se comprobó mediante catastro que era de uso público. "El problema es el sitio de aparcamiento", ha dicho el concejal, quien pese a todo, señala la posibilidad de conseguir hacerse con un terreno rústico por un precio "no muy elevado" a tasar por justiprecio.

"El Ayuntamiento puede ir a un precio público y cubrir otros servicios que se están demandando actualmente", ha añadido el responsable de Turismo, quien además ha señalado que resulta "injusto" que se cobre por acudir a unas playas del municipio y a otras no, lo que produce que determinadas zonas exentas de precio queden "embotelladas".

Así, ha observado también que la gestión pública del servicio repercutirá en la "mejora medioambiental y económica" de Níjar, puesto que la regulación de playas "podría generar puestos de trabajo" y además "favorecer el patrimonio natural" mediante la reinversión de la recaudación, con lo que, a su parecer, resulta "rentable".

Esta cuestión será planteada también el próximo mes ante la Junta de Andalucía en una reunión prevista entre el Consistorio y el Gobierno andaluz en la que se abordará la seguridad en las playas no urbanas del parque natural después de que, en lo que va de verano, varias personas haya perecido ahogadas en el mar.

Consulta aquí más noticias de Almería.