El conseller de Educación y Universidad, Martí March, ha prometido este miércoles la convocatoria de oposiciones en primaria y secundaria en los años 2017 y 2019 de más de 400 plazas cada una con el objetivo de "recuperar lo perdido en educación".

Éstas son dos de las medidas incluidas en un documento que busca, además de recuperar los derechos perdidos en educación, "poner las bases de un sistema estable, dar respuesta a las reivindicaciones de la comunidad educativa y mejorar de forma clara nuestro sistema educativo".

El conseller no ha detallado qué cifra de plazas se ofertarán, si bien ha señalado que, debido a la tasa de reposición, "400 personas sería lo mínimo, pero no nos conformamos". "Deben ser muchas más", ha añadido en relación a las convocatorias de oposiciones antes de destacar que han pasado seis años sin que se hayan convocado oposiciones en Baleares. En cualquier caso, ha añadido que es un tema que se debe negociar.

Las medidas se llevarán a cabo con independencia de la huelga

El documento con todas las medidas se presentará este jueves a las 16.00 horas a los comités de huelga, si bien el conseller ha matizado que estas iniciativas se llevarán a cabo con independencia de si la huelga se mantiene porque "es nuestro compromiso político recuperar lo perdido".

March ha señalado que este texto representa un "punto de partida" y ha explicado que las convocatorias de oposiciones buscan disminuir el alto porcentaje de interinos que tiene la comunidad, actualmente del 25%, para que éste se aproxime al 10%, una cifra que la Conselleria ve "adecuada".

El documento contempla desde medidas políticas con las que se ha "rectificado el conflicto educativo" que había en la comunidad tras la pasada legislatura, como la derogación del TIL, hasta diferentes medidas ya anunciadas que se pondrán en marcha ya, y otras que están temporizadas para su puesta en marcha en 2016, 2017, 2018 y 2019.

Punto de partida para poner las bases

El propósito, ha indicado, es "poner las bases de lo que debe ser una acción educativa que vaya a mejorar el sistema educativo, recuperar las condiciones sociolaborales y la dignidad profesional y social porque la única forma real de que las cosas funcionen es tener el profesorado comprometido e ilusionado".

Según ha dicho, estas medidas son condición 'sine qua non' para mejorar el sistema educativo, pero ha admitido que no son "suficientes" ya que hay "muchos retos" que pasan por mejorar el rendimiento educativo y las tasas de fracaso y abandono escolar, dar respuesta a los proyectos lingüísticos y fomentar la autonomía de los centros.

El documento incluye el incremento de 320 profesores para el próximo curso y la recuperación progresiva de los recortes económicos, así como ratios que permitan trabajar hacia la calidad y la excelencia educativa.

Incremento de dotación de las ayudas de comedor

Además, contempla la reducción progresiva de las horas lectivas y el incremento progresivo de la dotación económica de ayudas de comedor escolar y el adelanto de las convocatorias para conseguir que ésta se haga en el mes de abril con una dotación económica suficiente.

Por otro lado, a partir del año 2016 proponen la creación por decreto del Servicio de prevención de riesgos psicosociales en el ámbito educativo para Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera y hacer una propuesta a la Conselleria de Hacienda y Función Pública para la percepción de las retribuciones en situación de incapacidad temporal para el personal docente de la Conselleria.

Para el 2017 la Conselleria propone el cobro de los sexenios de funcionarios e interinos docentes, de acuerdo con la negociación global de la comunidad, y la convocatoria de oposiciones. En el 2018 promete el cobro de los complementos de jefe de departamentos y de tutores y el pago del mes de julio a los interinos que han trabajado más de cinco mese sy medio.

Finalmente, en el 2019 se llevará a cabo una nueva convocatoria de oposiciones de primaria y secundaria y se pagará el mes de agosto a los funcionarios interinos que hayan trabajado más de cinco meses y medio.

En cuanto a la necesidad de contar con una dotación económica adecuada para poner en marcha estas medidas, el conseller ha destacado que la financiación de la comunidad "no puede hacer más que mejorar" en el futuro. También ha añadido que las propuestas presentadas son "asumibles".