Agentes de la Policía Nacional de Comisaría Provincial de Zamora han detenido a dos varones, D.L.D, de 24 años, y A.R.J, de 25, ambos vecinos de la capital, como autores de un delito de robo con intimidación en una discoteca, según informan fuentes policiales.

Los hechos se produjeron sobre las 1.40 horas del sábado al domingo en una discoteca de la capital, cuando los detenidos se presentaron a cara descubierta con una escopeta de cañones recortados.

Tras acceder al interior de la barra, uno de los detenidos encañonó a los empleados y les obligó a abrir la caja de recaudación para recuperar, supuestamente, 400 euros que había perdido en la máquina tragaperras, mientras el otro individuo esperaba a la puerta de la discoteca.

Después de apoderarse de la recaudación, en concreto 240 euros en billetes, y sin cesar de intimidar a los presentes, el atracador abandonó el local acompañado del segundo varón, que seguía vigilante a la entrada, y juntos huyeron en un vehículo que tenían estacionado en las inmediaciones.

La información facilitada por los testigos permitió la detención una hora después, en distintos establecimientos de la localidad, de los dos implicados, y se pudo recuperar parte del dinero sustraído, aunque el arma aún no ha sido localizada.

Los detenidos, ambos con antecedentes, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, que decretó el ingreso en prisión de D.L.D, descendiente del Clan de los 'Chinches', del barrio de las Llamas de la capital, y la libertad con cargos de A.R.J.

Mientras, la policía continúa las gestiones para la localización del arma utilizada en los hechos.

Consulta aquí más noticias de Zamora.