Príncipes de Dinamarca.
Los príncipes Mary y Federico con sus hijos Christian e Isabella. SCANPIX DENMARK/ REUTERS

Isabella Henrietta Ingrid Margrethe fue bautizada el domingo 1 de julio en la iglesia del palacio de Fredensborg, al norte de Copenhague.

Al acto tan sólo acudieron 150 invitados, al tratarse de un bautizo familiar y no de Estado, como fue el caso del hermano mayor de la pequeña, Christian.

La ceremonia ha tenido lugar quince días antes del bautizo de la infanta Sofía, que se celebrará dentro de dos domingos en el Palacio de la Zarzuela.

Unos minutos antes de la ceremonia llegaron a la iglesia Mary Donaldson y Federico con sus hijos, la menuda Isabella y el primogénito, Christian, que llevaba un traje azul y se mostró muy curioso.

La reina Margarita y su marido, el príncipe Enrique, llegaron a la capilla en helicóptero. También asistieron representantes de las casas reales más cercanas a la danesa, como los de la familia real noruega, con el príncipe Haakon a la cabeza.

Isabella contó con seis padrinos, entre los que estuvieron la princesa Matilde de Bélgica y la princesa Alexia de Grecia, prima de Federico.