Los escindidos de Syriza reciben el mandato de formar Gobierno por el presidente griego

Panagiotis Lafazanis (izq), exministro de Energía de la coalición de Syriza y líder del nuevo partido de Unidad Popular, mantiene un encuentro con el presidente de la República, Prokopis Pavlópulos.
Panagiotis Lafazanis (izq), exministro de Energía de la coalición de Syriza y líder del nuevo partido de Unidad Popular, mantiene un encuentro con el presidente de la República, Prokopis Pavlópulos.
EFE/Yannis Kolesidis

El líder del nuevo partido izquierdista griego Unidad Popular (escisión del gobernante Syriza), Panayotis Lafazanis, ha recibido este lunes el mandato para formar Gobierno, aunque los analistas ven inevitable la convocatoria de elecciones anticipadas.

Lafazanis —que lidera ahora la tercera fuerza política del país con 25 diputados, por delante del neonazi Amanecer Dorado— acusó al Gobierno del dimitido Alexis Tsipras de forzar la convocatoria de los comicios para "ocultar las consecuencias" de las medidas pactadas con los acreedores a cambio del tercer rescate financiero a Grecia.

"Denunciamos la dimisión del Gobierno. Se produjo solo para ocultar las consecuencias del memorando (con la eurozona) y de las medidas dolorosas que se adoptarán en octubre. Es un acto inadmisible y antidemocrático", aseguró Lafazanis tras reunirse con el presidente de la República, Prokopis Pavlópulos, quien le entregó el mandato de formar Gobierno.

Tsipras dimitió el pasado día 20 tras lograr un acuerdo de rescate financiero con sus socios del euro y renunció a formar un nuevo Gobierno, tras lo cual Pavlópulos le entregó el mandato a los conservadores de Nueva Democracia, que tampoco han logrado los apoyos suficientes y este mismo lunes han descartado intentar formar Gobierno.

Reuniones con todos "excepto con Amanececer Dorado"

Lafazanis, quien sólo podría formar un Ejecutivo con el apoyo de Syriza, se ha mostrado partidario de que las elecciones anticipadas se celebren, como muy pronto, el 27 de septiembre. Así se lo manifestó a Pavlópulos al que, según dijo, pidió que no contribuya "a la celebración de elecciones 'exprés'". Según los plazos que establece la legislación, sería posible convocar los comicios para el 20 de septiembre, una fecha por la que ha apostado el Ejecutivo en funciones.

Durante sus tres días de mandato, Lafazanis tratará de reunirse "con todos los líderes políticos con la excepción obvia de Amanecer Dorado" para "intercambiar puntos de vista sobre la convocatoria de elecciones", dijo. Estos contactos empiezan esta misma jornada en una reunión con el líder del liberal To Potami, Stavros Theodorakis. Éste, tras los contactos anteriores con el presidente de los conservadores, mostró su intención de que la cita con las urnas se celebre lo más pronto posible para evitar que se prolongue la inestabilidad política.

Si, como se prevé, Lafazanis no logra constituir Ejecutivo, devolverá el mandato el próximo jueves y entonces el presidente de la República llamará a todos los líderes para explorar la posibilidad de formar un Gobierno de amplio consenso. Si esto no se consigue, el paso siguiente es la constitución de un Ejecutivo interino que solo se encargará de organizar los comicios.

Nueva Democracia descartó formar Gobierno

El líder de los conservadores griegos, Vangelis Meimarakis, ha acusado este lunes al primer ministro, Alexis Tsipras, de haber provocado con su dimisión unas elecciones innecesarias y le instó a aceptar el llamamiento de la oposición para formar un Gobierno de unidad nacional.

"El país avanza hacia las elecciones por responsabilidad personal de Alexis Tsipras", destacó Meimarakis en su reunión con el presidente de la República, Prokopis Pavlópulos. Meimarakis se entrevistó con Pavlópulos para devolverle el mandato exploratorio de formación de Gobierno que le fue entregado el viernes, después de que sus contactos con el resto de líderes fracasaran.

El líder de Nueva Democracia recalcó que "el mismo Alexis Tsipras ha admitido en el Parlamento que el riesgo de un 'grexit' (salida del euro) existe aún". Por ello, expresó el deseo de que "se evite el desastre nacional de las elecciones anticipadas, porque provocarán nuevas medidas dolorosas".

Meimarakis ha insistido en que hay tiempo para el entendimiento nacional y la formación de otro gobierno con el apoyo de la mayoría aplastante del Parlamento y destacó que "nunca ha habido tal amplio apoyo de la oposición al Gobierno desde la caída de la dictadura". "Todas las agencias de calificación coinciden en que la convocatoria de elecciones anticipadas provocará nuevas medidas dolorosas", declaró Meimarakis a los medios a su salida del palacio presidencial.

"El próximo Gobierno, sea quien sea, deberá tomar nuevas medidas dolorosas, que el Gobierno que ha dimitido ya ha debatido en el último Eurogrupo", destacó el líder conservador y pidió a Tsipras explicar "cuales serán estas medidas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento