Caos migratorio en la frontera de Macedonia: la Policía carga pero no evita la entrada de refugiados

  • Casi 3.000 indocumentados bloqueados en la estación de tren de Gevgelija han podido subir este sábado a dos trenes.
  • Salen cinco trenes diarios con capacidad de hasta 700 personas.
  • La línea fronteriza está protegida por la Policía y unidades del ejército, que trata de controlar a los cientos que aún permanecen allí.
  • Muchos de estos han logrado romper el cordón de seguridad policial, pese a las cargas de los agentes.
  • El Ejecutivo macedonio decretó el jueves el estado de emergencia tras la llegada incontrolada de inmigrantes.
Refugiados tratan de de pasar a Macedonia en tren por la frontera con Grecia.
Refugiados tratan de de pasar a Macedonia en tren por la frontera con Grecia.
EFE

Cientos de refugiados que esperaban en las inmediaciones de la estación de tren de Gevgelija (Macedonia) han roto este sábado el cordón de seguridad para conseguir atravesar la frontera.

Los refugiados, que se encontraban desde hace días a la espera de coger un tren para llegar hasta Serbia, han logrado sobrepasar la barrera custodiada por los agentes, quienes han lanzado granadas aturdidoras para disuadirlos.

Las regiones fronterizas de Macedonia están bajo estado de emergencia debido a la masiva llegada en los últimos días de indocumentados que pretenden atravesar el país para llegar al centro de Europa.

Ante la presión que ha desencadenado los casi 3.000 indocumentados que esperaban en Gevgelija, el Gobierno ha puesto en funcionamiento cinco trenes diarios, con capacidad de hasta 700 personas, con el único cometido de trasladarles hasta la frontera con Serbia.

La línea fronteriza está protegida por la policía y unidades del ejército, que se desplegaron después de que el Ejecutivo macedonio decretase el estado de emergencia el jueves por la ola de indocumentados que trata de entrar en el país.

El Ejército se ocupa de patrullar los bosques que rodean el paso fronterizo, además de reforzar los controles de entrada.

Los que esperan son ciudadanos procedentes en su mayoría de Siria, pero también de Pakistán, Bangladesh o Somalia.

Según cifras oficiales, más de 40.000 indocumentados han llegado a Macedonia en los dos últimos meses.

Campamento improvisado en plena estación

En la estación de Gevgelija los refugiados han establecido un campamento improvisado con varias tiendas de campaña y ropa tendida, aunque algunos también duermen a la intemperie.

Por otro lado, productos de primera necesidad como el agua alcanzan precios desorbitados.

La línea fronteriza está protegida por la Policía y unidades del ejército, quienes se desplegaron después de que el Ejecutivo macedonio decretase el estado de emergencia el jueves, ante la ola de indocumentados que trata de entrar en el país.

El ejército se ocupa de patrullar los bosques que rodean el paso fronterizo, además de haberse reforzado los controles de entrada.

Los que esperan son ciudadanos procedentes en su mayoría de Siria, pero también de Pakistán, Bangladesh o Somalia.

Casi todos quieren llegar hasta Alemania, pero Suecia está también entre sus opciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento