La Policía tailandesa cree que fue "un grupo de personas" el que perpetró el atentado de Bangkok

El ataúd con el cadáver del malasio Lioe Lie Tjing es cargado en una camioneta para proceder a su extradición en el Instituto de Medicina Forense de Bangkok (Tailandia).
El ataúd con el cadáver del malasio Lioe Lie Tjing es cargado en una camioneta para proceder a su extradición en el Instituto de Medicina Forense de Bangkok (Tailandia).
EFE/Diego Azubel

El jefe de la Policía de Tailandia, Somyot Pumpanmuang, ha asegurado este miércoles que sospechan de un grupo de personas, y no de un solo individuo, como posibles autores del atentado que causó 20 muertos y centenares de heridos el pasado lunes en el centro de Bangkok. "No sospechamos de una persona, sospechamos de varias. Creemos que hay tailandeses implicados, pero no estamos diciendo que sean solo tailandeses o extranjeros", apuntó.

La Policía tailandesa ha difundido el retrato robot del principal sospechoso en el atentado con bomba de este lunes en Bangkok en el que murieron 20 personas, más de la mitad de ellas extranjeros. La imagen muestra a un hombre con pelo corto negro y abundante, algo de barba y gafas negras.

Las cámaras de seguridad ubicadas alrededor del altar religioso donde explotó el artefacto captaron a un joven que entró al recinto con una mochila que abandonó de manera intencionada minutos antes de la deflagración. Las autoridades precisaron que aún desconocen la nacionalidad del principal sospechoso, ni saben si este aún se encuentra en el país. Hasta el momento, nadie ha reivindicado la autoría del ataque, mientras el Gobierno no descarta ninguna posibilidad.

La bomba de fabricación casera, cargada con entre 3 y 5 kilos de dinamita y metralla, según las primeras investigaciones policiales, pretendía causar el mayor número de víctimas posibles, conforme a la versión oficial. Las víctimas mortales son: seis tailandeses, cuatro malasios, tres chinos, dos ciudadanos de Hong Kong, un indonesio, un singapurés y una británica, además de dos cadáveres sin identificar. Además, 123 personas resultaron heridas.

En la segunda bomba hay "patrones comunes"

Una segunda bomba estalló este martes cerca de un embarcadero donde confluyen varios servicios de transporte público, pero no causó víctimas después de que el artefacto cayera en un río. Las autoridades tratan este miércoles de drenar la zona del segundo ataque, mientras los buzos rastrean en busca de restos del explosivo.

El jefe de la Policía indicó que todavía no está claro si ambos incidentes están relacionados. No obstante, un portavoz del Gobierno, Werachon Sukhontapatipak, sí ha visto "patrones" comunes como el uso de dinamita. Esta segunda explosión se produjo bajo el agua y no causó víctimas ni daños personales.

Reabren el altar en el que detonó la bomba

Las autoridades de Bangkok reabrieron por otro lado en esta jornada al público el altar religioso donde detonó la bomba y a primera hora centenares de fieles acudieron al santuario de Erawan, en una de las esquinas más transitadas del corazón comercial de la capital tailandesa. Los devotos colocaron barras de incienso y ofrendas florales en el recinto religioso dedicado a la representación tailandesa del dios hindú Brahma, afamado entre los locales por atraer la buena fortuna.

Vendedores locales, habituales antes del trágico suceso, también regresaron a su cita en los alrededores del mausoleo. Decenas de rosas rojas, junto a carteles y postales de recuerdo, fueron depositadas el martes de manera espontánea en uno de los pilares del metro elevado que sobrevuela el altar religioso. Al caer la noche, otro grupo de personas colocó velas y rezó por las almas de los fallecidos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento