Linnaeus Tripe, el fotógrafo militar que documentó en 1850 los templos de la India y Birmania

  • Durante los primeros años de la fotografía el capitán del ejército británico tomó imágenes de templos que nunca antes habían sido retratados.
  • Las fotos son de gran calidad técnica: Tripe era un perfeccionista y las imprimió personalmente en un estudio que montó en Bangalore.
  • La valiosa colección se expone ahora en Londres. Una convocatoria en Instagram invita a compartir fotos de los mismos lugares.
Gran estatua de Buda en Amerapoora (India) en una foto de Linnaeus Tripe
Gran estatua de Buda en Amerapoora (India) en una foto de Linnaeus Tripe
Collection of Charles Isaacs and Carol Nigro

A Linnaeus Tripe (1822-1902) lo hizo fotógrafo la convalecencia de una enfermedad tropical que contrajo en la India, donde servía como teniente en la Compañía Británica de las Indias Orientales, una empresa que era de facto la gobernante y ejecutora de la ley en los territorios del imperio británico. Beneficiario de una licencia para que recuperara la buena forma, el entonces teniente regresó a Inglaterra en 1850, justo cuando alcanzaba carácter de boom la naciente fotografía.

Tras dedicarse a aprender la novísima técnica de tomar imágenes para imprimirlas en dos dimensiones, Tripe regresó a su destino —la ciudad india de Bangalore— en 1852. Había ascendido a capitán y llevaba consigo todo el equipo para convertirse en el primer fotógrafo en documentar las imponentes construcciones religiosas del subcontinente. Estaba empeñado en que el esplendor de los templos hinduistas y budistas debía ser conocido en Europa.

Pionero del arte fotográfico

La exposición Captain Linnaeus Tripe: Photographer of India and Burma, 1852-1860 (El capitán Linneus Tripe: fotógrafo de la India y Birmania, 1852-1860) —en el Museo Victoria y Alberto (V&A) de Londres hasta el 11 de octubre y organizada como antesala al Festival de la India que programará el centro de arte decorativas y diseño en otoño— muestra hasta que punto fue radical y consiguió sus objetivos el fotógrafo, militar y pionero del arte de la cámara.

Las sesenta copias originales que se exhiben fueron tomadas por Tripe en varios largos y detenidos viajes por el área. En diciembre de 1854 empezó a recorrer buena parte del sur de la India. Las imágenes de templos y lugares de peregrinación religiosa que nadie había capturado fotográficamente, fueron presentadas por primera vez en Madrás al año siguiente y recibieron el calificativo de "asombrosas".

Gira de exploración

Con el éxito como justificación para que sus superiores mantuvieran la financiación de las expediciones fotográficas, Tripe fue alistado oficialmente en 1855 en una gira de exploración a Birmania, donde ningún fotógrafo había entrado nunca. En el país documentó paisajes, templos, santuarios y lugares sagrados. Las imágenes tuvieron gran difusión y mostraron por primera vez en Europa los territorios del sureste de Asia.

Establecido en Bangalore, Tripe montó un estudio en el que revelaba e imprimía las fotos, tomadas en placas de cristal de gran formato. Era un perfeccionista y esperaba de cada copia una excelencia a prueba de fallos. Esa dedicación explica la atracción que aún despiertan las imágenes, muy superiores en composición, ejecución y tratamiento a la media de las fotografías de los pioneros. Los responsables de la exposición destacan las "grandes habilidades técnicas" del fotógrafo y su certeza de que la fotografía debía ser utilizada para "transmitir información sobre culturas y lugares desconocidos".

Retocaba los negativos

Además del empuje vital de embarcarse en expediciones complejas con un equipo grande y pesado a cuestas, Tipe pasa por ser uno de los primeros en usar la cámara con "precisión innovadora". Para evocar los efectos atmosféricos, por ejemplo, retocaba los negativos mediante la aplicación de finas capas de pigmentos sobre el papel encerado y resaltar los cambios de luz que los objetivos y las largas exposiciones impedían captar. Fue también un innovador en la toma de imágenes panorámicas, que componía mediante el ensamblaje de fotos parciales sobre una gran lona.

Nacido en Devon como el noveno de los doce hijos de una familia humilde, siguió trabajando en Bangalore hasta 1859, cuando la Compañía de las Indias Orientales fue apartada de la gestión administrativa del territorio. En 1863 regresó a Inglaterra y siguió en la carrera militar. Tras un nuevo desplazamiento a Birmania seis años más tarde para completar el repertorio de templos budistas, se retiró a su ciudad natal. Siguió haciendo fotografías, pero nunca encontró tan subyugantes motivos como los abigarrados santuarios en la jungla.

Al pairo de la exposición, el V&A organiza un concurso para invitar a los fotógrafos, aficionados o profesionales, con pasión por los viajes a subir a Instagram fotos con la etiqueta #MyLinnaeusTripe. El ganador participará sin pagar cuota en un seminario sobre fotografía de la época victoriana de Birmania y la India. El plazo culmina el 30 de septiembre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento