Rodrigo Rato detenido
Rodrigo Rato detenido. ATLAS

El juez ha ordenado prisión comunicada y sin fianza y la retirada del pasaporte para Alberto Portuondo Coll, el responsable de la empresa Albisa S.L., implicado en el caso en el que se investiga al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato por fraude fiscal y blanqueo, después de haber sido detenido este domingo cuando intentaba viajar a México.

El Fiscal se apoya en el riesgo de destrucción de pruebas y de fugaSegún fuentes fiscales, la Fiscalía de Madrid en funciones de guardia y en coordinación con la Fiscalía Anticorrupción encargada del asunto, había solicitado esas medidas dentro de las diligencias que sigue el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid.

La decisión del Fiscal se apoya en el riesgo de destrucción de pruebas y de fuga. En el momento de la detención, el responsable de Albisa se encontraba en el aeropuerto de Madrid y tenía previsto viajar a México, donde reside habitualmente.

Se trata del primer implicado en el "caso Rato" en ingresar en prisión desde que empezara el pasado abril la investigación al exministro de Economía, quien también fue detenido durante unas horas mientras los agentes de Aduanas registraban su domicilio y su despacho.

La intervención ha sido posible gracias a la labor de investigación desempeñada por la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria y la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Un millón en comisiones

Kradonara, la principal empresa del exministro de Economía investigada, recibió según la investigación casi un millón de comisiones gracias al responsable de Albisa, que intercedió en la adjudicación a dos empresas — Zenith Media y Publicis Comunicaciones— de los contratos de las campañas de publicidad de Bankia en 2010 y 2011. De esa cantidad, 420.000 euros habrían acabado en un hotel de Berlín, propiedad de la sociedad alemana Bagerpleta GmbH, de la que Rato posee un 44%.

Según las mismas fuentes, Portuondo, a quien se le atribuyen delitos de blanqueo y corrupción de negocios, prestaba servicios de consultoría a Bankia, logrando así que esas dos sociedades ganaran el concurso para hacerse con la publicidad de Bankia, por lo que Albisa logró dos millones de euros en comisiones por servicios que realmente no se prestaron. A su vez, esta empresa facturó casi un millón con

Estos desembolsos detectados por Hacienda llevaron a la Fiscalía Anticorrupción a pedir que la Audiencia Nacional asumiera el caso al apreciar indicios de que el expresidente de Bankia blanqueó capitales en el extranjero mediante Bagerpleta GmbH, de la que fue administrador hasta abril pasado.

Así, la fiscalía precisaba que las inversiones del exbanquero en esta sociedad se habían llevado al parecer a cabo a través de Kradonara, cuya matriz es la mercantil gibraltareña Vivaway, propiedad, a su vez, de Rato. "Los flujos de dinero que Kradonara ha remitido a Bagerpleta GmbH entre 2011 a 2014 tienen un presunto origen ilícito, dimanante de delitos de corrupción entre particulares y delito fiscal", remataba la fiscalía.