Voluntarios de Cruz Roja realizan tareas de vigilancia ambiental a bordo de kayaks en las zonas costeras de El Campello, Parque Natural de Serra Gelada en Benidorm y Altea, en Alicante, dentro del proyecto 'Moviéndonos por el medio natural', con apoyo de Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

En un comunicado, ha indicado que el objetivo del proyecto es conocer y conservar el entorno marino desarrollando múltiples y variadas actividades que van desde la sensibilización hasta limpieza de costas y vigilancia ambiental.

La actividad está en marcha desde julio y tiene prevista su finalización las últimas semanas de septiembre. Cuenta con la participación de una veintena de voluntarios de Cruz Roja, que realizan una salida a la semana a bordo de este vehículo acuático.

El propósito de esta iniciativa es llevar a cabo vigilancias ambientales y a la vez informar a los barcos fondeados sobre las buenas prácticas ambientales en el mar.

Según las mismas fuentes, una de las acciones más importantes es concienciar a las embarcaciones de realizar un fondeo ecológico y fuera de las praderas de Posidonia oceánica, planta acuática endémica del mar Mediterráneo, cuya extensión está menguando, y es fundamental por su considerable labor en la protección contra la erosión en la línea de la costa.

Otra de las acciones que se llevan a cabo es el reparto de 200 ceniceros portátiles a embarcaciones y usuarios de playas con el fin de evitar que las colillas acaben en el mar.

Los voluntarios señalan la buena voluntad de propietarios de embarcaciones y usuarios de playas, "aunque queda mucho trabajo por delante a la hora de sensibilizar a la población, acerca de necesidad de poner cada uno nuestro granito de arena para cuidar y proteger el medio natural que nos rodea", según ha indicado Juan Castelló, técnico de Medio Ambiente de Cruz Roja en Alicante.

Consulta aquí más noticias de Alicante.