La mejora y la actualización del autogobierno marcará la gestión del Gobierno vasco en este último año de legislatura, que partirá de la defensa del Estatuto de Autonomía, "desde su primer artículo hasta la Disposición Adicional y el Concierto Económico". La reactivación económica y el empleo, y la consolidación de los trabajos a favor de la convivencia siguen siendo las prioridades del Ejecutivo dirigido por Iñigo Urkullu, según han informado a Europa Press fuentes del Gobierno.

El lehendakari se ha reincorporado este lunes, tras el periodo vacacional, a su despacho de Lehendakaritza. El primer Consejo de Gobierno se celebrará el 28 de agosto en el Palacio Miramar de San Sebastián, como es habitual, y probablemente, el 24 de septiembre se desarrollará el pleno de política general en el Parlamento vasco.

En este último curso político que pondrá punto y final a la legislatura, el Gobierno vasco se marca como objetivos prioritarios la reactivación económica y el empleo, "y la gobernanza conjugando rigor y sensibilidad en un contexto de incertidumbres en el ámbito internacional y más próximo".

En su "empeño" por la internacionalización de las empresas y dentro de su "esfuerzo en la tecnología, innovación y formación, así como la disposición a alianzas", a principios de octubre Iñigo Urkullu visitará en Alemania Daimler-Benz, la principal empresa alavesa y una de las más importantes de Euskadi.

Además, serán objeto de seguimiento puntual, junto con todos los planes estratégicos y los planes departamentales, la atención al entramado institucional y la coordinación que comenzó Urkullu con la reunión que celebró el pasado 15 de julio con los tres diputados generales de Bizkaia, Gipuzkoa y Álava, Unai Rementeria, Markel Olano y Ramiro González, respectivamente, así como el trabajo continuado en las relaciones interinstitucionales.

Normalización y autogobierno

Tal como estableció en su programa de gobierno, el Ejecutivo seguirá trabajando en el tema de la convivencia y del autogobierno, que "marcarán la gestión de este ejercicio político".

De esta forma, se propone la consolidación del trabajo en favor de la convivencia en Euskadi y "la necesidad de defender —comenzando por el Estatuto de Autonomía desde su primer artículo hasta la Disposición Adicional, así como del Concierto Económico—, actualizar y mejorar el autogobierno".

En este sentido, ha recordado que están pendientes las conclusiones de la Ponencia de Autogobierno de la Cámara vasca que finalizó en julio sus trabajos. Durante el mes de septiembre, previa aprobación en Consejo de Gobierno, el Gobierno remitirá al Parlamento los informes que le encargó esta ponencia.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.