El alcalde de Gavilanes (Ávila), Luis de Cristo Rey Padró, del PP, no ha autorizado al Foro por la Memoria Histórica de Ávila la colocación de una placa en el cementerio, dedicada a los represaliados, a pesar de un acuerdo anterior del pleno municipal, según ha asegurado la citada asociación.

La decisión se produjo en 2013 cuando el regidor era concejal y el alcalde era su padre, Antonio Padró, según ha explicado el presidente del Foro por la Memoria de Ávila, Bruno Coca.

Esta entidad ha convocado un acto de homenaje el 12 de septiembre, en el que se celebrará un funeral y se entregará a los familiares los restos de tres represaliados tras la exhumación que se llevó a cabo, además de recordar a otras cinco personas de las que se desconoce donde fueron enterradas.

El pleno municipal aprobó en su momento la colocación de una placa en la pared sur del cementerio, pero ahora el alcalde sólo permite que se coloquen placas en cada uno de los nichos.

El alcalde dice que el lugar permitido es el de "cualquiera de las lápidas de las personas que van a ser enterradas, admitiéndose que se coloque una placa en cada una de ellas".

Coca ha dicho que "no quieren conflictos", ya que pretender celebrar un homenaje teniendo en cuenta que el acuerdo municipal "sigue vigente".

Los restos de los tres represaliados fueron exhumados en 2012. Junto al acto en el cementerio, se celebrarán otros en la plaza del Generalísimo, según ha llamado la atención Coca, ya que en la localidad "siguen símbolos y calles franquitas" en el callejero.

Consulta aquí más noticias de Ávila.