La Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente reordenará el proceso de planificación de los espacios protegidos de la Red Natura 2000 para incorporar nuevas medidas destinadas al desarrollo socioeconómico de los territorios, crear empleo, abrir los proyectos a la participación de los sectores interesados y acelerar la tramitación de los instrumentos de planificación correspondientes a los espacios afectados por los incendios forestales sufridos este verano.

Además de otros, con características singulares, con el fin de combatir las amenazas y mejorar su conservación. Para todo esto, el Programa Operativo FEDER de la Región de Murcia 2014-2020, aprobado recientemente por la UE, destinará más de 46,7 millones de euros, según han informado fuentes del Ejecutivo regional.

Uno de los principios de esta norma es la participación de los habitantes y propietarios de los territorios incluidos en los espacios protegidos y su beneficio, así como la búsqueda de consenso con los sectores económicos afectados, algo prioritario para el Gobierno de la Región.

Siendo una de las principales medidas que se va a llevar a cabo la de acelerar los trabajos de elaboración de los planes de ordenación o gestión de las zonas afectadas este verano por incendios forestales e impulsar la realización de los trámites administrativos que marca la ley.

Desde la Consejería se va a agilizar y calificar como preferente la elaboración y aprobación del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) de la Vega Alta del Segura que integra la Reserva Natural de Cañaverosa y el Cañón de Almadenes, que previamente ya ha sido informado favorablemente por el Consejo Asesor Regional de Medio Ambiente.

Igualmente se realizará un esfuerzo adicional para tramitar la declaración como Zonas de Especial Conservación (ZECs) y aprobar los planes de gestión integral de los espacios protegidos Red Natura 2000 del Alto Guadalentín, que incluye los Lugares de Importancia Comunitaria (LICs) Lomas del Buitre y Río Luchena, Sierra del Gigante, Sierra de la Torrecilla, Sierra de la Tercia, Cabezo de la Jara y Rambla de Nogalte y la Sierra de Enmedio, así como las Zonas de Especial Protección para Aves (ZEPAs) correspondientes.

Así mismo, debido al interés manifestado por los ayuntamientos, agentes económicos y por entidades vinculadas a la conservación, van a ser objeto de atención especial para facilitar su aprobación lo antes posible, el Plan de Gestión Integral de la Zona de Especial Conservación de los Ríos Mula y Pliego, el Plan de Gestión Integral de los Espacios Centro-orientales (Humedal de Ajauque y Rambla Salada, Río Chícamo, Sierra de Abanilla, Yesos de Ulea y Sierra de la Pila) y el Plan de Gestión Integral de los Espacios del Altiplano (Sierra del Carche, Sierra de Salinas, Sierra del Serral y Sierra del Buey).

Espacios protegidos del mar menor

Otra de las actuaciones previstas es la reelaboración del proyecto de decreto de declaración de zonas especiales de conservación y aprobación del Plan de Gestión Integral de los espacios protegidos del Mar Menor y de la franja litoral mediterránea de la Región, una vez haya finalizado el trámite de información pública.

Con el fin de buscar el máximo consenso posible, la Consejería va a promover la constitución de una mesa de trabajo con distintos agentes a fin debatir las modificaciones derivadas del nuevo marco jurídico y financiero, e incorporar al texto todas las medidas necesarias para la mejora socioeconómica de las poblaciones de su ámbito y para la creación de empleo, han añadido las mismas fuentes en comunicado de prensa.

De igual modo, se encomendará a expertos de las universidades de la Región la realización de estudios adicionales sobre las medidas a adoptar para impedir o revertir la eutrofización (un tipo de contaminación química) de las aguas del Mar Menor. Cuando finalicen estos estudios y se haya reelaborado el texto del Plan se volverá a someter a información pública.

La reciente aprobación por la Comisión Europea del Programa Operativo FEDER de la Región de Murcia 2014-2020, y la inminente aprobación de la modificación de la Ley 42/2007, del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, actualmente en fase de enmiendas en el Senado, van a posibilitar establecer nuevas medidas para el desarrollo socioeconómico y la creación de empleo en los planes de gestión integral de los espacios protegidos de la Red Natura 2000.

El objetivo fundamental de estos planes de gestión integral es mantener los espacios en un estado de conservación favorable que garantice tanto la mejora o restablecimiento de los hábitats, como la supervivencia y reproducción de las especies, mediante una gestión que tenga en cuenta las exigencias económicas, sociales y culturales y, también, las particularidades regionales y locales.

Consulta aquí más noticias de Murcia.