El PP de Granada ha anunciado este lunes que retomará en el Parlamento andaluz la posible apertura de las Minas de Alquife después de que "se haya puesto en riesgo" su puesta en marcha tras la decisión de la Junta de Andalucía de "paralizar" las decisiones en materia de minería ante el "escándalo" del caso Aznalcóllar.

En un comunicado, la vicesecretaria general del PP y parlamentaria andaluza Marifrán Carazo ha explicado que preguntará sobre la situación en la que se encuentra el procedimiento administrativo previo para la apertura de las Minas de Alquife.

"Queremos saber cuáles son los plazos previstos para la emisión del informe favorable a la transmisión de los derechos mineros", ha señalado Carazo, que ha recordado que la Junta de Andalucía anunció en marzo que los trámites administrativos para la apertura de las minas estaban "en su recta final".

Ha lamentado que desde esa fecha "nada se ha vuelto a saber de las minas y la Junta mantiene un mutismo vergonzoso, dado lo que se juega la provincia de Granada con una apertura que traería desarrollo y riqueza para nuestra tierra". Así, ha mostrado "su pesar" acerca de que se trate de un "nuevo titular electoral y propagandístico" del PSOE en plena campaña electoral. "¿Se volverá a hablar de las Minas de Alquife cuando se acerquen las elecciones generales?", ha ironizado la dirigente del PP.

Por ello, la parlamentaria andaluza ha defendido que los intereses de Granada "no pueden estar a merced de los intereses del PSOE" y el tema de las Minas de Alquife "no puede caer en el olvido y el abandono de las administraciones". "Con la iniciativa del PP, al menos conseguiremos que los socialistas granadinos en la Junta se retraten sobre su apoyo o no a un proyecto que supondrá la creación de puestos de trabajo y el relanzamiento de toda una comarca", ha incidido.

Carazo ha lamentado que la "presunta mala praxis" cometida en la concesión de las minas de Aznalcóllar, que ha sido judicializado por la vía penal, "condene" la apertura de las de Alquife "cuyo procedimiento administrativo previo estaba a punto de finalizar".

"La actitud de los socialistas de la Junta de paralizar cualquier decisión relativa al sector de la minería y la situación de los funcionarios de bloquear cualquier actuación por miedo a ser denunciados por la vía penal están lastrando la puesta en marcha de un proyecto que, desde primera hora, está siendo supervisado por la propia administración andaluza, quien debe velar por su legalidad y cumplimiento estricto de la ley". Carazo se ha preguntado "por qué es el propio PSOE en la Junta el que pone cortapisas para dar luz verde a un proyecto que tutela personalmente".

En este sentido, la popular ha lamentado que con los socialistas "Granada siempre pierde". "Ahora estamos pagando las consecuencias de uno más de los escándalos que envuelven la gestión del PSOE en la Junta como fue la concesión de Aznalcollár, cuya reacción por parte del Gobierno de Susana Díaz es la de forzar una grave parálisis administrativa, en lugar de asumir responsabilidades y ejecutar las decisiones que garanticen transparencia y arrojen luz sobre el caso onubense", ha añadido la dirigente popular.

La vicesecretaria general del PP ha recordado que la minería se está posicionando como un "sector estratégico" para Andalucía "y Granada tiene la oportunidad de subirse al carro de este desarrollo industrial con las Minas de Alquife. Pero, una vez más, es el PSOE en la Junta el que pone palos a las ruedas en el avance de nuestra tierra. Esperamos con mucho interés conocer el posicionamiento que Teresa Jiménez, secretaria provincial del PSOE granadino, va a adoptar con respecto a un proyecto que es sinónimo de empleo, riqueza y progreso para los vecinos del Marquesado y Granada".

Consulta aquí más noticias de Granada.