El Ayuntamiento de Salou se personará como acusación particular contra los causantes de los daños que dejó el martes 11 la "manifestación violenta protagonizada por el colectivo senegalés" tras la muerte de un compatriota al precipitarse por un balcón durante una registro policial.

La protesta, en la plaza Sant Jordi y la calle Barcelona, causó numerosos desperfectos en el mobiliario urbano, sobre todo en contenedores y papeleras, que el Consistorio ha valorado en 9.096 euros, ha explicado este lunes a Europa Press.

El alcalde, Pere Granados, ha ordenado la mañana de este lunes a los servicios jurídicos municipales que tramiten el expediente para que el Ayuntamiento se persone en la causa y designe un abogado.

La Policía Local está colaborando "estrechamente" en las diligencias para identificar a las personas que ocasionaron los destrozos.

"deben tener consecuencias"

En un comunicado, Granados ha considerado que los actos violentos "deben tener consecuencias" porque nadie puede tomarse la justicia por su mano.

"Merece una condena civil y penal y que se aplique la Ley de Extranjería a quienes estén en una situación irregular y se les incoe un expediente de expulsión".

Para los implicados que tienen permiso de residencia ha reclamado "que les consten antecedentes penales para los efectos de renovación, y sea denegada si es oportuno".

Consulta aquí más noticias de Tarragona.