La tormenta que azota Mallorca este lunes ha provocado la caída de parte del campanario del Santuario de Monti-Sion, dentro del término de Porreres, donde, además, un rayo ha hecho que se incendie el cuadro eléctrico, un fuego que ya ha sido apagado.

Así ha informado el Servicio de Emergencias 112 en su cuenta de Twitter, donde también ha señalado que se ha activado a agentes de la Policía Local y de los Bomberos de Mallorca.

Además de este incidente, el 112 ha registrado otros nueve a consecuencia de las lluvias, entre las 07.00 y las 13.00 horas, como caída de árboles, filtraciones de agua e inundaciones de viviendas, comercios y vías públicas.