Los incendios forestales han arrasado un total de 63.719,97 hectáreas de superficie hasta el 9 de agosto, lo que representa algo más de la mitad que en el mismo periodo de 2014, cuando ardieron 39.898,72 hectáreas, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente recogidos por Europa Press que, no obstante, reflejan que esta superficie es menor a la media del decenio (70.635,70 hectáreas).

Estos datos ya contabilizan en parte el siniestro acaecido en la Sierra de Gata, cuyo fuego comenzó el pasado 7 de agosto y en el que han ardido más de 7.800 hectáreas de monte, de las que un total de 1.604 pertenecen a la Red Natura.

De este modo, hasta el 9 de agosto, se han producido un total de 7.819 incendios, una cifra similar y algo menor a la del mismo plazo en 2014, cuando hubo 7.439 siniestros, una cifra inferior a la de la media del decenio, con 9.572 fuegos.

De estos, 5.475 fueron siniestros de menos de una hectárea y 2.344 fueron incendios de más de una hectárea. De estos, 12 superaron el umbral de 500 hectáreas, por lo que pasan a la categoría de grandes incendios forestales. La cifra de grandes incendios en 2015 asciende a 16 en la media del decenio.

Los grandes incendios convierten a este periodo de 2015 en el quinto peor año de grandes fuegos del decenio, por detrás de 2006, con 39 grandes siniestros en este plazo; 2009, con 30; 2012, con 25 y 2005, con 22 grandes fuegos.

En cuanto al tipo de superficie, 33.402,05 hectáreas eran matorral y monte abierto; 21.286,80 hectáreas, superficie arbolada y 9.031,12 hectáreas de pastos y dehesas. En total, los incendios han afectado al 0,231 por ciento del territorio nacional, frente al 0,145 por ciento del año pasado y al 0,256 de la media del decenio.

Sobre la distribución de estos incendios, de acuerdo con los datos del Ministerio, el 45,73 por ciento se produjeron en el Noroeste (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Zamora y León); el 36,10 por ciento en las comunidades interiores; el 17,26 por ciento en las regiones Mediterráneas y el 0,92 por ciento de los fuegos afectaron a Canarias.

Mientras, el 41,52 por ciento de la superficie arbolada ardió en las comunidades interiores; el 29,88 ciento en el noroeste; el 28,47 por ciento en el Mediterráneo y el 0,14 por ciento a Canarias. Además, el 43,70 por ciento de la superficie forestal se quemó en las comunidades interiores; el 30,91 por ciento en el noroeste; el 25,23 por ciento en el Mediterráneo y el 0,15 por ciento, Canarias.

Consulta aquí más noticias de Murcia.