La mata de un hachazo
 Varios cámaras toman imágenes de la vivienda en el número 1 de la calle Alberto Sola del municipio de Armilla en Granada, donde un hombre de 72 años ha matado, supuestamente, a su esposa, de 68, de un hachazo. El supuesto asesino llamó a la Guardia Civil para confesar el crimen y fue detenido PEPE TORRES / EFE

Un hombre de 72 años ha sido detenido este lunes en Armilla (Granada) tras confesar a la Guardia Civil que había matado a su esposa, de 68, cuyo cadáver ha sido encontrado con un hachazo, ha informado un portavoz del Instituto Armado.

El suceso ha ocurrido minutos antes de las 7.00 horas en el número 1 de la calle Alberto Sols del municipio de Armilla, limítrofe con Granada capital.

Según la Guardia Civil, después de cometer presuntamente el crimen el hombre llamó por teléfono al cuartel para confesar que había matado a su mujer y que tenía intención de suicidarse, pero pudo ser detenido por los agentes que se personaron en el domicilio. El mismo detenido el que les ha abierto la puerta de la casa.

Una vez dentro los agentes han encontrado un hacha en la escalera y a la mujer muerta en el dormitorio con un corte en el cuello y otro en el pecho. El cadáver  de la mujer ha sido trasladado hasta el Instituto de Medicina Legal de Granada.

El matrimonio, que residía en una vivienda de Armilla, tenía dos hijas mayores.

Tres días de luto

El Ayuntamiento de Armilla (Granada) ha decretado tres días de luto por el asesinato.

Según han informado fuentes del Ayuntamiento, el gobierno local ha convocado para este martes una concentración para mostrar la repulsa ciudadana hacia estos hechos que "han consternado" a todo el pueblo porque, además, no existía ninguna denuncia previa por malos tratos en Centro Municipal de la Mujer, ha confirmado el Consistorio.



Consulta aquí más noticias de Granada.