La Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha ha pedido al Gobierno regional que retire las tasas que deben pagar los dependientes a la hora de pedir revisiones de su grado de dependencia, la obtención del certificado de idoneidad para los cuidadores o la expedición de la tarjeta de accesibilidad, considerando que son "un muro infranqueable" para el reconocimiento de estas personas a sus prestaciones y servicios.

Según ha informado la Plataforma en nota de prensa, estas tasas "impuestas por el Gobierno de Cospedal" son de 40,80 euros para las revisiones del grado de dependencia, 15,30 euros para la revisión del programa de atención individual o 30.60 euros para un examen del grado de discapacidad, además de un impuesto de 8,16 euros para la expedición de la tarjeta de accesibilidad.

Además, han considerado "especialmente sangrante" el pago de un impuesto por una "certificación de idoneidad que avale que los padres puedan cuidar a sus hijos o los hijos a sus padres, que alcanza los 35,70 euros".

Para esta Plataforma, las tasas han impedido que las personas dependientes "pudieran adecuar su situación personal con la situación real que viven por la evolución de sus enfermedades".

Por ello, desde esta organización han instado al presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, que "inicie las gestiones y acciones oportunas para dejar sin efecto todas estas tasas con las que se han coartado los derechos de las personas en situación de dependencia".

Consulta aquí más noticias de Toledo.