La Dirección General de Trabajo, Economía Social y Salud Laboral e Inspección de Trabajo han programado de forma coordinada un total de 1.300 actuaciones en todas las Baleares que se llevarán a cabo a partir de este lunes y hasta el mes de septiembre enmarcadas en el Plan de Lucha contra la Explotación Laboral.

De estas 1.300 inspecciones, cuyo principal objeto de seguimiento será la contratación temporales y a tiempo parcial, 650 se realizarán en Mallorca, 325 en Ibiza y Formentera y otras 325 en Menorca.

Según explicó el conseller de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela, la semana pasada, "el objetivo de esta actuación es conseguir un cambio de modelo basado en una ocupación de calidad que beneficie las condiciones laborales de los trabajadores y mejore la oferta de nuestros productos y servicios".

Negueruela remarcó que los principios que orientan esta campaña son "conseguir condiciones laborales dignas y estabilidad en el trabajo, al mismo tiempo que se frena la competencia desleal y se mejora la oferta de productos y servicios".