La marea blanca carga contra Cifuentes: "Es un nuevo capítulo de la misma novela negra"

  • Los organizadores han acusado al Gobierno regional de hacer "promesas electoralistas, mientras sigue permitiendo la precarización de la Sanidad pública".
  • "La pinta que tiene es de continuismo disfrazado de buenas formas", asegura una médico participante en la manifestación.
  • Un pediatra asistente a la protesta ha denunciado el cierre de camas y de salas con el pretexto de las vacaciones, que cuando terminan "no se abren de nuevo".
La marea blanca en defensa de la sanidad pública, concentrada ante el Ministerio de Sanidad, en el Paseo del Prado (Madrid), para sacar a la luz los problemas de los hospitales públicos de la Comunidad; cierre de camas y listas de espera, entre otros.
La marea blanca en defensa de la sanidad pública, concentrada ante el Ministerio de Sanidad, en el Paseo del Prado (Madrid), para sacar a la luz los problemas de los hospitales públicos de la Comunidad; cierre de camas y listas de espera, entre otros.
Paco Campos / EFE

La marea blanca ha vuelto a concentrarse frente al Ministerio de Sanidad en este domingo a mediodía en su 35ª edición para criticar la gestión sanitaria del Gobierno regional, al considerar que "Cifuentes y su equipo son un nuevo capítulo de la misma novela negra".

En el texto de la convocatoria, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública (MEDSAP) ha acusado al Gobierno regional de hacer "promesas electoralistas, mientras sigue permitiendo con absoluta obviedad la precarización de la Sanidad pública", con la intención de sacar adelante un proyecto "neoliberal, que prioriza mercados por derechos".

Una de las médicos asistentes a la marea blanca y colaboradora de la MEDSAP, Maribel, ha afirmado sobre el Gobierno de Cifuentes que "la pinta que tiene es de continuismo disfrazadode buenas formas" ya que si la actual presidenta "tuviera ánimos de recuperar un poco, habría intentado hablar con los profesionales y contentarlos en su maltrecha situación de año tras año", ha aseverado.

De la misma forma se ha pronunciado un pediatra asistente a la concentración que ha tenido lugar frente al Ministerio de Sanidad, José María, para quien hay "un problema muy concreto durante el verano, que ha ocurrido durante todos los veranos". "El cierre de camas y de salas con el pretexto de las vacaciones" que cuando éstas terminan "no se abren de nuevo", ha explicado. Para este médico, es un "plan para desmantelar los hospitales públicos".

Bajo el lema 'Siguen destruyendo; ni un paso atrás', los manifestantes han criticado la "carencia peligrosa de personal necesario para realizar las urgencias de la Comunidad de Madrid", que "no han movido un dedo aún para recapitalizar lo perdido", y acusan al Gobierno de promover una Sanidad "de pequeño formato, poco estructurada y cuanto más fragmentada mejor para dar alimento a empresas".

Así, critican que el Ejecutivo consienta un "más de un 17% de camas cerradas", "acumulan listas de espera y saturan urgencias pudiendo solucionarlas; no hacen nada para acabar con derivaciones, concesiones, cesiones..., no restituyen el personal despedido necesario ni cubren sustituciones por vacaciones, bajas, u otros", han enumerado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento