La Junta realiza más de 4.200 inspecciones en establecimientos alimentarios de la provincia

Los controles aumentan en verano, un periodo donde son frecuentes las toxiinfecciones
ALIMENTOS, SUPERMERCADO, PRECIOS, CRISIS, IPC
ALIMENTOS, SUPERMERCADO, PRECIOS, CRISIS, IPC
EUROPA PRESS

La Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía realizó el pasado año un total de 4.261 inspecciones en 4.034 establecimientos alimentarios de la provincia, no incluyéndose en este control aquellos que dependen de la vigilancia del Ayuntamiento de Málaga.

Esta actividad forma parte del Plan de Inspección basado en el riesgo de los establecimientos alimentarios de Andalucía, el control oficial de las industrias alimentarias, establecimientos de restauración y minoristas de la provincia.

De todas las inspecciones realizadas sólo el uno por ciento tuvo como resultado deficiencias de carácter grave o muy grave, lo que conllevó el inicio de un expediente sancionador, según ha informado el Gobierno andaluz en un comunicado. Dicha actividad se lleva a cabo, de forma programada, durante todo el año utilizando la técnica de la inspección sanitaria.

La jefa del Servicio de Salud Pública de la Delegación, Yolanda González, ha explicado que se priorizan los establecimientos según su riesgo sanitario, por lo que son clasificados previamente teniendo en cuenta factores como su riesgo potencial (asociado al tipo de alimento, actividad del establecimiento y riesgo de los consumidores), nivel de cumplimiento de los requisitos legales, confianza en la gestión de la empresa, o historial de la misma, etcétera.

Durante el verano se incrementan los controles en los establecimientos de temporada para potenciar la seguridad alimentaria. En este periodo, el pasado año, se realizaron 675 inspecciones en establecimientos de restauración, principalmente bares y restaurantes.

Toxiinfecciones alimentarias

En cuanto a la vigilancia epidemiológica, una de las patologías frecuentes en la época estival son las toxiinfecciones alimentaria. En el periodo del 1 de junio al 30 de septiembre de 2014 se declararon 13 alertas por esto, que representan un 10,4 por ciento del total de las alertas declaradas en este tiempo y un 48 por ciento del total del año.

El número de afectados fue de 61 personas, que constituyen un 42 por ciento del total de afectados por toxiinfecciones alimentarias en todo el año, que fue de 145 personas.

El patrón de este tipo de brotes alimentarios en cuanto a los alimentos implicados ha variado respecto al habitual ya que cada vez son menos los brotes por huevo y derivados, representando un 30 por ciento de las toxiinfecciones alimentarias en verano. El factor más importante que contribuyó a ello fue la refrigeración insuficiente de los alimentos o su conservación a temperatura ambiente (23 por ciento).

De las 13 alertas producidas en el verano de 2014, tres fueron domiciliarias, es decir un 23 por ciento, por lo que desde la Junta han recomendado extremar las medidas de higiene y conservación de los alimentos en los hogares, "manteniendo siempre la cadena de frío", ha finalizado González.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento