Madrid gira en torno a Chueca

Chueca
Chueca
Archivo

En esta guía por las ciudades gays por excelencia de Europa y América, nos hemos tomado la osadía de eliminar Berlín, ya que está en proceso de búsqueda y no está asentada como tal. Tampoco hemos incluído uno de los clásicos, San Francisco, ya que está pasada de moda desde hace muchos años.

He aquí un recorrido rosa por las capitales hechas a medida para los homosexuales: Madrid, Barcelona, Amsterdam, Nueva York y Londres.

Madrid

Si de turismo gay se trata, implantado seriamente como tal, lo hay hace poco. Europa es sin duda el continente que más "ciudades rosa" acapara. Este año Madrid es la referencia, pero no hay que olvidar que Chueca, su barrio gay, no lo era tal no hace más de 9 años. Por aquel tiempo, la droga y la delincuencia campaban a sus anchas por esta zona del centro de la ciudad, sin visos de una solución cercana. El cambio fue rápido. Locales de ambiente comenzaron a surgir como setas, en cada esquina y en cada calle. La plaza de Chueca se convirtió en el punto neurálgico de esta nueva "movida", y los vecinos lo agradecieron.Día y noche está siempre concurrida. La inmensa mayoría está encantada. Para la minoría, el ruido nocturno tiene la culpa.

Chueca se ha convertido hoy en una de las zonas más animadas, con una oferta comercial tan amplia como curiosa. Tiendas de todo tipo, incluso tiendas de mascotas para gays, hacen que el paseo por este barrio, sea diferente, y sobre todo, nada aburrido. La calle Fuencarral es el epicentro de las compras, con las firmas más cool y las gentes más variopintas. El mercado de Fuencarral, multiespacio alocado de tiendas, peluquerías y bares, está ambientado y repleto de público durante todo el día.

Pero los locales gays también han sabido salir de chueca, para conquistar otros espacios de la ciudad. Cool es la discoteca más fashion de Madrid. Ohm es ya un referente histórico, como lo fue en su día Xenon. Suite es el "must" donde empezar la noche. El antiguo Pasapoga, hoy ya cerrado, marcó un antes y un después a la hora de salir de marcha en la ciudad. Strong, todo un clásico para los amantes de los cuartos oscuros, sigue dando guerra, y Space of Sound, el after que abre de 12 a 0h del domingo, es ya el rey y señor de lo que a marcha "fuerte" se refiere.

Pero Madrid ofrece mucho más que juerga. El Rastro de los domingos, punto de salida de la movida 80, es hoy el lugar al que acudir los domingos a ver y dejarse ver. A adquirir gangas y tomar tapas, como lo es también La Latina, una de las zonas que más empuje está teniendo en estos tiempos, con bares que cierran hasta tarde, y mucho ambiente en sus calles. O Malasaña, que a dos calles de Chueca, concentra esa parte de contraculturalidad y snobismo que toda gran ciudad tiene que tener.

Nuevos hitos de la modernidad han recalado en Madrid, como la ampliación del museo Reina Sofía, de Jean Nouvell, o la del Prado, de Rafael Moneo. Incluso el aeropuerto de Barajas se ha lavado la cara y ha regalado al visitante y al castizo, una flamante nueva terminal que sin duda da a los recién llegados la mejor bienvenida, y al brinda un "hasta pronto", a los que nos dejan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento