El Complejo Astronómico de La Hita celebra el sábado, 15 de agosto, una noche de observación de estrellas fugaces bajo el título 'Astrónomos por una noche'.

Como todos los años por estas fechas el Complejo se adentra en la nube de meteoros dejado por el cometa Swift Tuttle y que origina la famosa lluvia de las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo.

Aunque el máximo de la lluvia está previsto para la noche del 12 de agosto desde el Observatorio han organizado esta noche de observación para el sábado más próximo a la lluvia a las 21.00 horas en la explanada del parking del observatorio, ha informado la Fundación AstroHita en un comunicado.

Esta noche además de observar con el telescopio TEDI todo el que lo desee podrá participar de la campaña de observación y registro de meteoros de esa noche.

Es una actividad para principiantes, por lo que no requiere conocimientos previos a la hora de participar. Se realizará una sesión de formación de los conceptos básicos antes de comenzar la actividad y por grupos se entregarán las tablas y mapas de registro en la zona de observación.

Una vez finalizada la sesión, se recogerán los partes de observación con datos, nombre y email, se mandarán los resultados y se enviará un diploma de participación de la campaña de observación de las Perseidas 2015.

Ya que la actividad requiere de vigilar el cielo para detectar cada estela/bólido que aparezca es recomendable estar en una posición cómoda durante el periodo de observación, por ello se recomienda que todo el que quiera participar traiga consigo alguna silla inclinada, tumbona, esterilla o hamaca. Se colocarán en la zona indicada para cada grupo ya que cada uno tendrá que rastrear una parcela de cielo.

Como una de las cosas que hay que hacer es registrar la hora de aparición del meteoro será imprescindible tener disponible un reloj por cada grupo así como iluminación concreta para anotar los datos en el parte. Durante las noches de observación se debe mantener las luces apagadas o al mínimo para no molestar, tan solo se recomiendan luces de color rojo para evitar deslumbramientos.