La consejera de Hacienda del Gobierno canario, Rosa Dávila, ha asegurado que Canarias mantendrá las exigencias de financiación ante el Estado tras las próximas elecciones generales, y ha considerado que la previsible ausencia de mayorías absolutas posibilitará una mayor capacidad de diálogo.

A través de un comunicado, la consejera ha afirmado que el diálogo y las relaciones Canarias-Estado son "fluidas" y que el archipiélago tiene la "firme voluntad" de cumplir con los objetivos de estabilidad impuestos.

"El cumplimiento de los compromisos establecidos por el Gobierno de España nos situará en una posición de fuerza a la hora de reivindicar nuestras exigencias tras las próximas elecciones generales, ya que es previsible que no haya mayorías absolutas lo que posibilitaría mayor la capacidad de diálogo", insistió.

Dávila incidió en que el archipiélago seguirá cumpliendo con los objetivos de déficit y deuda pública a pesar de que el Gobierno central mantiene las "mismas exigencias" para todas las autonomías sin tener en cuenta si éstas han cumplido o no y el "enorme" esfuerzo realizado.

La consejera recordó que en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera se impuso que el objetivo de déficit para todas las comunidades autónomas debe bajar del 0,7 al 0,3% del PIB en el próximo ejercicio.

"Aunque esta medida es injusta para las comunidades cumplidoras como Canarias, tenemos el firme propósito de cumplir porque el crecimiento de nuestra economía lo permite, porque no tenemos que aplicar el recorte a pagar deuda y, sobre todo, porque no va a suponer una reducción de nuestros presupuestos", garantizó la consejera.

Rosa Dávila subrayó que, frente al criterio homogéneo del Ministerio de Hacienda, "la realidad en Canarias es otra porque las islas han cumplido todas las exigencias y ahora están en condiciones de crecer por encima de la regla de gasto fijada por el ministro Cristóbal Montoro".

"Continuaremos planteando que nos dejen impulsar nuestra economía para afianzar la recuperación económica porque nuestros presupuestos pueden ser más expansivos para disminuir cuanto antes la tasa de paro y reducir los índices de pobreza", finalizó la consejera.