El comercio mallorquín del ramo de la moda, el calzado y los complementos disfruta obtuvo en junio y julio sus mejores resultados en siete años tanto en volumen de negocio como en afluencia de clientes, según ha informado este sábado la patronal Pimeco.

En concreto, en su último barómetro mensual, los comerciantes encuestados dieron al pasado mes de julio una nota global de 6,3 sobre 10, superando así el récord que registró el mes de junio (6,0).

Tal y como ha puesto de manifiesto Pimeco, desde el año 2008 los mejores meses para el comercio textil de Mallorca fueron diciembre de 2014 (5,8), julio de 2008 (5,8) y agosto de 2008 (5,7), lo que a juicio de la patronal "constata la recuperación que ha presentado el sector durante los últimos meses".

A nivel interanual, el pasado mes de julio muestra un incremento de 8 décimas en comparación al mismo mes de 2014 (5,5), lo que supone una mejora de la actividad comercial del orden del 14,5%, según Pimeco.

Por lo que se refiere a la percepción de las ventas, seis de cada diez comerciantes encuestados han vendido más en julio de este año que en su equivalente de 2014, frente a un 20% que ha mantenido su volumen de negocio y un 20% que ha vendido menos.

Respecto al mes de junio precedente, en julio un 40% ha mejorado sus ventas, un 34% ha vendido lo mismo y a un 26% le ha ido peor.

Para Pimeco, los resultados de su barómetro "indican una evidente recuperación del sector" gracias a la campaña de rebajas, a una mayor disposición de compra de la población residente y al dinamismo del comercio situado en zonas turísticas.