Según ha señalado en declaraciones a Europa Press la voluntaria cultural de Eméritos del Patrimonio Claudia Guerra, estas visitas monográficas las pueden realizar los Amigos del Museo, los Mecenas, jubilados o también cualquier personas de manera individual, que se pueden apuntar a través del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida.

Así, las visitas monográficas constan de tres partes; en primer lugar se les hace una introducción al mosaico a través de una exposición; la segunda parte es una presentación de los mosaicos emeritenses; y la tercera parte consiste en la explicación del mosaico geométrico que se encuentra 'in situ' en este edificio.

Guerra ha indicado que se recibe a los grupos en la entrada del centro de interpretación, y se inicia el recorrido por la exposición donde se les explica la historia del mosaico, las técnicas para su realización, los tipos de mosaicos, las partes del mismo o los materiales que se utilizaban para hacerlos.

Además, en esta exposición, que ha sido montada por los alumnos de la Escuela de Arte de Mérida, se quieren instalar fotografías y elementos de algunos mosaicos que "están protegidos y no se pueden visitar", ya que "a las personas le causa curiosidad conocer los mosaicos que no están visibles y, por tanto, no se pueden ver", ha destacado Guerra.

Mosaicos emeritenses

Seguidamente, una vez finalizado el recorrido por la exposición el grupo formado por unas 20 personas pasa a la Sala de Mecenas donde se proyecta una presentación con los mosaicos que han sido descubiertos en Mérida a lo largo de las diferentes campañas arqueológicas realizadas en la capital extremeña.

Cabe destacar, en palabras de Guerra, que en Mérida se encuentra "uno de los conjuntos más espectaculares de mosaicos romanos", donde se han hallado "un centenar de mosaicos" que se encontraban decorando las domus (casas situadas dentro de la muralla), las villas (situadas fueras de la muralla), las termas romanas o la Cripta de Santa Eulalia, entre otros.

Sin embargo, en la actualidad la mayoría de los mosaicos descubiertos en la capital extremeña se encuentran en el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, pero también existen otros mosaicos que están 'in situ' en el lugar donde se encontraron, como por ejemplo los que se hallan en la Asamblea de Extremadura o en la Casa del Anfiteatro.

Por otra lado, la voluntaria cultural ha indicado que a pesar de que el primer mosaico se encontró en 1834, precisamente en el lugar que ahora ocupa el centro de interpretación, no fue hasta el siglo XX cuando comienzan las excavaciones "sistemáticas" en esta ciudad pacense y se encuentren "la mayoría de los mosaicos emeritenses".

De este modo, una vez terminada esta presentación, los grupos pasan a la tercera y última parte de la visita que es la explicación del mosaico geométrico que se conserva en este centro, que se descubre en 1988 y corresponde al pasillo de una casa romana, donde se les comenta la historia y partes del mosaico y cómo se restauró.

Además, los Eméritos del Patrimonio tienen asignados cada día a dos voluntarios para guiar en las visitas que realizan las personas de forma individual y gratuita a este centro.

Eméritos del patrimonio

Cabe resaltar que los Eméritos del Patrimonio realizan cada mes una visita a un lugar diferente y así han recorrido los Pozos de Nieve, el Silo, la Plaza de Toros, el Parador Vía de la Plata o las iglesias de Santa María y Santa Eulalia, ha apuntado en declaraciones a Europa Press el coordinador del Programa Eméritos del Patrimonio, Antonio Barroso.

Por otra parte, Barroso ha subrayado que los Eméritos llevan a cabo varios proyectos en Mérida como pueden ser visitas a los monumentos para "colectivos especiales o desfavorecido" y las visitas monográficas que se hacen a lugares "especiales", como puede ser la que se está realizando al Centro de Interpretación del Mosaico Romano.

Además, Barroso ha indicado que se atiende el 'Proyecto Cicerone' que es la atención al turista en la vía pública orientándoles o abriendo en días especiales centros que están cerrados como puede ser el Pozo de Nieve y se realizan labores de apoyo a los programas de difusión del Consorcio como el Programa Mecenas, Doctor Monumento o Emérita Lúdica.

Igualmente, los Eméritos del Patrimonio atienden centros que se encuentran cerrados hasta que el consorcio cuente con presupuesto para atenderlos. "Lo que hacemos es complementar, no destruir empleo", ha aclarado Barroso, y ha señalado que "todas las labores que realizan forman parte de un proyecto en el que se busca la difusión y la protección del Patrimonio Arqueológico".

Para ser emérito del patrimonio

Cabe destacar que para ser Emérito del Patrimonio se necesita tener tiempo libre, por lo que la mayoría son jubilados, prejubilados o desempleados mayores; es conveniente que a esa persona le guste el patrimonio y comunicarse y que superen el curso de formación obligatorio.

Así, estos cursos de formación constan de cuatro meses de clases teóricas impartidas por los técnicos del consorcio y personalidades importantes de la rama del Patrimonio y después seis meses de prácticas, de los que quedan 25 voluntarios de los 38 promocionados que salieron del primero que se impartió este pasado año.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.