El joven detenido fue sorprendido en el interior del templo cuando huía con diversos efectos y, posteriormente, detenido por la Policía Nacional en una parada de autobús cercana.

El robo y la detención tuvieron lugar en la madrugada del pasado jueves. Agentes de la Policía Nacional que se encontraban realizando labores de prevención recibieron un aviso a través de la sala del 091 que les comunicó que una persona había sido sorprendida en el interior de una residencia religiosa del distrito de centro de Valencia con efectos del lugar.

Tras presentarse en este lugar, los policías observaron que en la salita, el comedor y en la capilla de la iglesia se encontraban todos los cajones y armarios abiertos, revueltos y con enseres tirados por el suelo. Asimismo, detectaron que faltaban dos recipientes de color dorado donde se guardan las formas sagradas ya bendecidas en el interior de la capilla.

El presunto autor del robo, que fue sorprendido en la cocina de la residencia religiosa con un televisor y un ventilador, huyó por un andamio y tiró los enseres que pretendía sustraer.

Tras ello, otros agentes que se encontraban en el exterior de la iglesia localizaron al joven en una parada de autobús cercana. Tras confirmar que su descripción coincidía con la del sospechoso, los agentes averiguaron su identidad y localizaron en uno de los bolsillos de su pantalón, tras el cacheo de seguridad que realizaron, los dos recipientes de color dorado y 415 euros en billetes. Posteriormente, procedieron a su detención.

Los dos recipientes de color dorado, utilizados para guardar las formas sagradas ya bendecidas y "símbolos religiosos de gran valor", fueron intervenidos y entregados a la iglesia de la que habían sustraídos. El detenido, sin antecedentes policiales, pasó a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Valencia.