La Policía adscrita a la Junta de Andalucía ha intensificado la lucha contra el juego ilegal en la provincia de Córdoba y ha inspeccionado un total de 359 establecimientos durante el primer semestre de 2015, 209 más que en el mismo período de 2014, según el balance de las actuaciones de esta unidad policial dependiente de la Consejería de Justicia e Interior del Gobierno regional.

En concreto, en dicho balance, facilitado a Europa Press, se recoge que los agentes intervinieron entre los meses de enero y junio un total de 185 boletos ilegales e inspeccionaron unas 150 máquinas recreativas sobre las que levantaron tres denuncias.

Al respecto, desde la Junta se recuerda que "el juego es una actividad regulada por Ley y su práctica está sujeta al cumplimiento de una estricta normativa", al tiempo que apunta que "los locales y personas que organizan actividades ilegales de juego perjudican a los establecimientos y entidades que sí cumplen la legislación y suponen un menoscabo al erario público, ya que no abonan las tasas e impuestos correspondientes".

Asimismo, señala que este tipo de actividades "irregulares" constituye "una vulneración" de las condiciones técnicas y de seguridad que deben tener este tipo de locales y también de las garantías de las personas que participan en estos juegos "fraudulentos".

Además de estas intervenciones, tanto la Policía adscrita como los inspectores de la Junta realizan funciones de vigilancia y de prevención para evitar que se cometan infracciones en este ámbito. Como parte de esta labor disuasoria, ofrecen información de la normativa vigente y de las repercusiones que acarrea su incumplimiento.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.