El Ayuntamiento de Moraleja está reclamando a sus vecinos que aporten ropa y comida, entre otros enseres, así como voluntarios, para atender a unas 300 personas evacuadas de la localidad de Hoyos, que ha sido evacuada esta pasada madrugada por la cercanía de las llamas que asolan la comarca desde el pasado jueves.

Estos 300 vecinos se suman a las personas que desde la madrugada del viernes se encuentran en albergues de Moraleja —el resto de los vecinos de Hoyos evacuados están en Coria— procedentes de los municipios también evacuados de Acebo y Perales del Puerto.

El consistorio de Moraleja reclama, a través de su cuenta en Twitter, alimentos como fiambre, yogures o magdalenas, enseres de aseo, ropa, así como voluntarios para ayudar en actividades para niños.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.