Cantabria ha perdido en los últimos siete años más de 43.000 empleos y un 31% de sus activos menores de 35 años, según indica un informe elaborado por la Organización Juvenil de UGT (OJUCA) con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Juventud el próximo 12 de agosto.

El sindicado indica que la Comunidad Autónoma registra en el segundo trimestre de este año 53.191 ocupados de 16 a 34 años, el menor número desde que en 2002 la Encuesta de Población Activa (EPA) difunde estadísticas detalladas por franjas de edad y 43.374 menos que los 96.565 contabilizados en 2007 en las mismas fechas.

UGT matiza que esta reducción de casi un 45% de empleos de jóvenes en edad de trabajar menores de 34 años contrasta con el incremento de 9.865 ocupados (+6,05%) registrado en la región en edades superiores a partir de los 35 años en el mismo período.

Así, señala que la EPA ratifica también que, con la crisis económica, la población activa (ocupados más desempleados) de los jóvenes de entre 16 y 34 años se ha reducido en Cantabria un 31,6% en los últimos ocho años con una disminución de 33.325 activos, pese a que el paro se ha duplicado en estas edades, pasándose de 8.860 a 18.781 desempleados.

La Organización Juvenil de UGT agrega al respecto que Cantabria es la autonomía con mayor tasa de inactividad juvenil del país y la única que supera en la actualidad el 35% de inactivos de entre 16 y 34 años (35,5%), cuatro puntos más que la media nacional en la misma edad (31,09%).

De los 111.969 jóvenes en edad de trabajar menores de 35 años registrados por la EPA en Cantabria en el segundo trimestre de este año, menos de la mitad, un 47,5%, tiene un empleo, algo más de un 26% son desempleados y un 35,5% son inactivos.

Más de un 60%

Sin empleo ni salario

Como recalca el responsable regional de la Organización Juvenil de UGT en Cantabria, Eduardo Magaldi, "seis de cada diez jóvenes en edad de trabajar no tienen empleo ni salario en Cantabria y el que lo tiene ha visto disminuir su salario en los últimos siete años más de un 10%, cinco veces más que la reducción salarial en edades superiores".

El propio informe de UGT puntualiza en este sentido que, según la Encuesta de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE), el salario de los jóvenes menores de 35 años en Cantabria, que en el año 2012 se cifraba en 14.152 euros netos anuales, un 30% menos que la media regional en todas las edades, se había reducido desde 2008 más de un 17% en la edad de entre 16 y 24 años y casi un 8% en los trabajadores de entre 25 y 34 años.

Según el último Observatorio Joven de la Emancipación del Consejo de la Juventud de España, correspondiente al cuarto trimestre de 2014, el salario de los trabajadores de 16 a 34 años disminuyó el año pasado en Cantabria un 5,74% en comparación a 2013, pasando de 9.423 a 8.882 euros netos anuales; tras disminuir casi un 11% el de los jóvenes menores de 25 años (de 9.723 a 8.690 euros), un 6,2% el de los comprendidos entre los 25 y los 29 años (de 12.775 a 11.975 euros) y un 5,3% el correspondiente a la franja de edad de entre los 30 y 34 años (de 15.495 a 14.672 euros anuales netos).

"No es de extrañar que Cantabria tenga en la actualidad la tasa de emancipación juvenil más baja de España (un 16,7% de jóvenes emancipados del hogar de sus padres) si se tiene en cuenta el elevado porcentaje de jóvenes que no tienen siquiera salario y la precariedad y la escasa remuneración de los que tienen un empleo, y más, si tenemos en cuenta que el precio medio de la vivienda en la región es el cuarto más alto de España", subraya el responsable de la Organización Juvenil de UGT en Cantabria.

Según el mencionado Observatorio Joven de Emancipación, al término de 2014 el precio de la vivienda media libre se situaba en Cantabria en 150.280 euros (154.310 la vivienda nueva y 147.190 la de segunda mano), cuantía sólo superada por los 241.610 euros del País Vasco, los 203.340 de Madrid y los 191.180 de Islas Baleares.

"Con los salarios y los precios de la vivienda actuales, un joven de menos de 30 años en Cantabria tendría que destinar un 62,4% de su sueldo para adquirir una vivienda con financiación hipotecaria (un 48,1% en los jóvenes de entre 30 y 34 años) y multiplicar por cuatro su remuneración para poder hacer frente al pago de la entrada", argumenta Eduardo Magaldi.

Más de 26.000

Jóvenes forzados a la emigración

El informe de la Organización Juvenil de UGT en Cantabria, que también recopila las últimas estadísticas de flujos migratorios del INE, destaca que entre 2008 y 2014 un total de 26.396 jóvenes menores de 35 años han emigrado desde Cantabria a otro país o a otra comunidad autónoma, de los que un 58% son de nacionalidad española (15.289).

El sindicato recuerda que hasta el año 2012 el saldo migratorio de los menores de 35 años en todas las nacionalidades era positivo en Cantabria por una significativa llegada de extranjeros, aunque en los tres últimos años registra un balance negativo de 2.261 (11.143 emigrantes por 8.882 inmigrantes).

En lo que respecta exclusivamente a los jóvenes con residencia en Cantabria de nacionalidad española, el saldo migratorio es negativa desde hace cinco años, en los que han emigrado desde la región 10.881 menores de 35 años en edad de trabajar (6.274 al extranjero y 4.607 a otra autonomía), 2.027 más que los 8.854 inmigrantes de la misma edad en el mismo período.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.