ARCA considera que el Plan Parcial de La Remonta es "un error histórico"

La asociación ecologista ARCA considera que el Plan Parcial de La Remonta, aprobado recientemente por el Pleno del Ayuntamiento de Santander, es "un error histórico". En este sentido, señala que la autorización para construir viviendas en esta finca "frustra la posibilidad de crear un cinturón verde a la entrada de la ciudad uniendo el parque de Peñacastillo, La Remonta y el parque del Doctor Morales".
Plan Parcial La Remonta
Plan Parcial La Remonta
CANTABRIA CONBICI

La asociación ecologista ARCA considera que el Plan Parcial de La Remonta, aprobado recientemente por el Pleno del Ayuntamiento de Santander, es "un error histórico". En este sentido, señala que la autorización para construir viviendas en esta finca "frustra la posibilidad de crear un cinturón verde a la entrada de la ciudad uniendo el parque de Peñacastillo, La Remonta y el parque del Doctor Morales".

A su juicio, tal hecho "rompe definitivamente la esperanza de avanzar hacia un modelo de ciudad más habitable y moderna, y tiende a consolidar un modelo urbanístico obsoleto del que será muy difícil que escape la ciudad".

Para ARCA, resulta "injustificable" que en una ciudad donde la población ha disminuido en los últimos 20 años "de manera constante", en la que además de las "numerosas viviendas vacías" existen "dificultades para ocupar las viviendas sociales", se pretenda construir aún más viviendas "a costa de privar a la ciudad de uno de los espacios verdes todavía libres en la periferia del municipio, con alto valor ambiental y estratégico para un desarrollo futuro que evite los errores y carencias que Santander arrastra desde el pasado en su planificación".

En un comunicado de prensa, ARCA subraya que la creación de un gran parque naturalizado -"nada que ver con jardincitos con arbolillos en macetas, enormes paseos de hormigón y cuatro columpios"- libre de viviendas, ayudaría a modernizar el diseño urbano de Santander, al estar su territorio "excesivamente construido y sometido a un proceso creciente de ocupación, saturación y reducción de los cada vez menos suelos libres que aún conservan sus características naturales".

Para ARCA, la aprobación del Plan de La Remonta supone acabar con uno de los últimos espacios libres que podrían contribuir a hacer de Santander "una ciudad más amable y habitable".

A su juicio, también demuestra "la rigidez e incapacidad de los gestores y quienes les apoyan para adaptarse a las circunstancias y demandas actuales de la sociedad, y su carencia de un modelo territorial alternativo para Santander, distinto del actual, que reduce el urbanismo a la continua construcción de viviendas, priorizando los intereses económicos de los promotores sobre el interés social y la calidad de vida de la inmensa mayoría de los habitantes de la ciudad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento