Inmigrante
Los inmigrantes detenidos por la Guardia Civil son llevados a centros de detención. GTRES

La Guardia Civil ha rescatado a dos inmigrantes marroquíes que habían sido abandonados en el mar por el piloto de una moto de agua cuando intentaban acceder de forma clandestina a la península y que se agarraron a unas rocas, ya que no sabían nadar.

Según ha informado hoy el instituto armado, el rescate se ha producido cuando el Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) ha detectado a una moto de agua navegando hacia la zona de Guadalmesí, en el término municipal de Tarifa (Cádiz).

El piloto fue detenido por una patrulla durante su huida a pie hacia la carreteraDurante el control de la embarcación, los agentes del SIVE han podido ver cómo su conductor ha dejado a dos tripulantes de la moto de agua a unos cincuenta metros de la costa, en la zona conocida como Cala Anima, en Tarifa.

Posteriormente, el piloto ha virado hacia alta mar para iniciar la huida y, al observar a la patrullera, ha cambiado de rumbo, llegando a la zona de Puntazo de Oliveros, donde ha abandonado la moto de agua y ha huido a pie hacia la carretera, donde ha sido interceptado por una patrulla, que lo ha detenido.

Los efectivos en tierra y mar han rastreado la zona para localizar a los inmigrantes, que fueron hallados agarrados a unas rocas, ya que no sabían nadar, por lo que los agentes han tenido que lanzarse al mar para rescatarlos.