El presidente del Gobierno aseguró que "las misiones de paz tienen mejores medios que nunca y la seguridad ha sido una preocupación constante".

Zapatero reprochó a Rajoy con el PP no se hubiesen instalado los inhibidores que podrían haber salvado a los seis soldados

Zapatero reprochó la actuación en Defensa de los gobiernos de Aznar, ya que los inhibidores de frecuencia en los primeros tanques se instalaron "en Afganistán en 2005", bajo gobierno socialista.

Según el presidente, fue el actual Gobierno el que "decidió extender a todos los vehículos de Defensa en el exterior" el uso de estos inhibidores.

El líder de la oposición exigió al presidente del Gobierno saber "qué va a hacer para garantizar la seguridad de nuestros soldados" y se refirió a la muerte de la soldado Idoia Rodríguez, arguyendo que "nunca contesta a nada".

"Usted decidió enviar al Líbano y a Afganistán a nuestros soldados, y yo le apoyé; pero no nos dijo que se iban a jugar la vida", le reprochó Rajoy.

Usted decidió enviar al Líbano y a Afganistán a nuestros soldados, y yo le apoyé; pero no nos dijo que se iban a jugar la vida

Según el líder del PP, que los seis soldados muertos en el Líbano e Iodia Rodríguez, la soldado fallecida en Afganistán, viajasen en un vehículo similar "sin inhibidores" es "una vergüenza".

Una respuesta contundente

El presidente del Gobierno, lejos de responder en su tiempo de réplica a las contundentes acusaciones del jefe de la oposición, se limitó a sentenciar que sus palabras denotan "la vergüenza y la democracia más burdas".

La sesión de control se demoró hasta que acabaron las intervenciones sobre el Consejo Europeo de este fin de semana, pero los grupos parlamentarios también se refirieron al asesinato de los seis soldados nada más comenzar sus intervenciones.

José Luis Rodríguez Zapatero, rindió un homenaje en el pleno del Congreso a los seis soldados españoles muertos el domingo en el sur del Líbano, y recordó que su causa era la de "la paz y la solidaridad".

"Hemos pagado un precio muy alto, pero no se alterarán nuestro compromiso con la paz en Oriente Medio, ni faltará nuestro apoyo a Naciones Unidas como actor principal para conseguirla", aseveró el jefe del Ejecutivo al comenzar su intervención en el debate sobre los resultados de la última cumbre europea de Bruselas.

Zapatero añadió: "tampoco disminuirá nuestra determinación para que los culpables de este criminal atentado asuman y paguen por su felonía y, por supuesto, que nunca alcancen sus objetivos".

Al principio de su intervención, Mariano Rajoy, también ha manifestado su pesar por la muerte de los seis soldados. "Yo y mi grupo valoramos el trabajo de las tropas en el extranjero y sus principios en defensa de la libertad". Y puntualizó, "que le hubiera gustado que se dirigiera al conjunto de la Nación antes y no hubiera esperado hasta hoy".

El Consejo de Bruselas

Siguiendo con su discurso, Rajoy ha afirmado, repasando la política de la UE, que "el Tratado Constitucional de la Unión ha muerto, aunque el nuevo tratado nos puede permitir salir del estancamiento".

"El resultado de la cumbre Europea nos deja un sabor agridulce", ha dicho el líder del PP. Y añadió que, "nuestra política exterior está pidiendo un cambio de rumbo".

Los soldados españoles han muerto defendiendo la libertad

Antoni Duran i Lleida, representante del CIU, ha iniciado su intervención diciendo "que los soldado españoles han muerto defendiendo nuestra libertad". Y también ha afirmado "que es muy difícil preveer un atentado de esta naturaleza".