España, a quien la ONU atribuye 46,1 millones de habitantes, retrocederá a 45,9 millones en 2030 y a 44,8 en 2050, y bajara de los 40 millones durante la segunda mitad del siglo. Los responsables del informe avisan, en todo caso, que todas estas proyecciones dependen en gran medida de la evolución de la tasa de fertilidad, pues ligeros cambios en ella pueden suponer enormes diferencias al cabo de unas décadas. En los últimos años, esa tasa se ha reducido prácticamente en todas las áreas del mundo, incluso en lugares como África donde la cifra, 4,7 hijos por mujer, sigue siendo muy elevada.

Las próximas décadas supondrán un giro radical en el actual orden demográfico mundial

El fuerte crecimiento demográfico en toda África y en un puñado de países de otros continentes en las próximas décadas disparará la población mundial claramente por encima de los 10.000 millones en este siglo, según los cálculos más recientes de Naciones Unidas.

El mundo, que actualmente cuenta con unos 7.300 millones de habitantes, alcanzará los 8.500 millones en 2030 y los 9.700 millones en 2050, según el informe publicado. Para el año 2100, la población mundial será de 11.200 millones de personas, debido principalmente al crecimiento demográfico en los países en vías de desarrollo, un fenómeno que presenta importantes problemas, según la ONU.

"La concentración del crecimiento de la población en los países más pobres presenta su propio conjunto de desafíos, haciendo más difícil erradicar la pobreza y la desigualdad, combatir el hambre y la malnutrición y ampliar el acceso a la educación y los sistemas de salud", explicó el director de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, John Wilmoth.

India superará a China

Las próximas décadas supondrán un giro radical en el actual orden demográfico mundial, según las previsiones de Naciones Unidas.
En solo siete años, la India superará a China como el país más poblado del mundo, con unos 1.400 millones de habitantes, un puesto que consolidará en las siguientes décadas.

Mientras, Nigeria, el mayor país de África, con 182 millones de personas, simbolizará perfectamente el "boom" del continente y pasará de ser el séptimo estado del mundo en población a convertirse en el tercero. Para 2050, Nigeria tendrá casi 400 millones de habitantes, superando a Estados Unidos, donde la población pasará de los cerca de 322 millones actuales a unos 389 millones.

Para mediados de siglo, se espera que seis países estén por encima de la barrera de los 300 millones: China, la India, Indonesia, Nigeria, Pakistán y EE.UU.

Según la ONU, durante las próximas décadas el crecimiento de la población mundial se concentrará principalmente en nueve países, en su mayoría africanos y asiáticos: la India, Nigeria, Pakistán, la República Democrática del Congo, Etiopía, Tanzania, EEUU, Indonesia y Uganda. Con la mayor tasa de crecimiento demográfico, África aportará más de la mitad del aumento de la población mundial entre 2015 y 2050.  En ese periodo, se espera que la población de 28 países del continente se doble y que diez de ellos hayan multiplicado por cinco su número de habitantes para 2100.

En conjunto, África pasará de tener 1.186 millones de habitantes hoy a 2.478 millones en 2050 y unos 4.387 millones en el año 2100. Frente a ese fuerte aumento, regiones como Latinoamérica y el Caribe experimentarán un crecimiento mucho más leve, pasando de los actuales 634 millones a 721 millones en 2030, 784 millones en 2050, para luego comenzará a descender, situándose de nuevo en unos 721 millones a finales de siglo. El continente vivirá un claro envejecimiento de su población en las próximas décadas y en 2050 los mayores de 60 años supondrán más de un cuarto de la población, frente a poco más del 11 % ahora.

Brasil y México, que figuran entre los diez países más poblados del mundo, seguirán creciendo hasta 2050, cuando su población alcanzará los 238 millones y los 164 millones, respectivamente, frente a los actuales 208 y 127 millones.
El envejecimiento de la población será mucho más acusado en Europa, donde el 34 % de la población tendrá más de 60 años en 2050, lo que reducirá el total de habitantes de 738 millones en la actualidad a 707 para entonces.